Entre las metas que tiene el Banco Mundo Mujer para este año se encuentra alcanzar los $80.000 millones de utilidades y crecer 2% en clientes, llegando a 745.000

Johana Lorduy - jmunoz@larepublica.com.co

Con cinco años de historia, en donde las mujeres han sido las protagonistas, el Banco Mundo Mujer, en cabeza de Leonor Melo de Velasco, presentó un balance de lo que fue 2019 y los proyectos que llegan para esta entidad bancaria que busca seguir consolidándose en los estratos 1, 2 y 3.

¿Cuál es el balance que ustedes hacen y cómo les fue en términos de utilidades en 2019?
Bueno, 2019 fue un año muy bueno para nosotros. Tuvimos un crecimiento de cartera de 9,3% y terminamos con $1,72 billones. Por eso somos el primer banco privado en microfinanzas del país con una cartera morosa mayor a 30 días de 3,7%. Mejoramos nuestra calificación, pues empezamos con A+ y desde 2019 somos AA-; éramos F2 y ahora somos F1+. Con 30 años otorgando microcrédito veíamos que era bueno que nuestros clientes tuvieran servicios de ahorros y CDT porque el ahorro es riqueza. Asimismo, terminamos el año con $1,28 billones en ahorros y CDT. Fue un año muy satisfactorio. Las utilidades fueron de $78.755 millones.

En términos de utilidades, ¿cuál es la meta para 2020?
La meta son $80.000 millones.

Quizás una manera de celebrar sus cinco años de constitución como banco fue la emisión de bonos en la Bolsa de Valores, ¿cuál fue el resultado de esta emisión y en qué utilizarán este dinero?
El resultado fue muy satisfactorio, pues tuvimos 3,76 veces la demanda y nos llenó de alegría pensar que el público nos tiene confianza. Esto es el resultado de todo nuestro esfuerzo y nuestro compromiso. El trabajo que hacemos con todos los clientes, de la manera como hemos hecho la inclusión financiera, ética y responsable. Hay que destacar que el equipo del banco trabajó de una manera sincronizada, cada uno en su rol con todos los actores durante tantos meses para la emisión de bonos. Ese dinero lo vamos a emplear en el objeto principal del banco: crédito a trabajadores independientes de microempresarios, hombres y mujeres de los estratos 1, 2 y 3. Y una pequeña parte en pago de pasivos.

¿Tienen pensado una nueva emisión de bonos?
Bueno ese pronto puede ser en dos o tres años, pero sí quedamos muy contentos de haber hecho ese trabajo.

¿Cuál es el perfil de los clientes del banco y de cuánto es el préstamo promedio?
El perfil de los clientes son microempresarios, trabajadores independientes y en un 57% son mujeres. El microcrédito es especial para las mujeres porque cuando una mujer es objeto de crédito se fortalece su autoestima y se empodera. Maneja muy bien su negocio. Muchas microempresarias trabajan desde casa. El crédito promedio es muy bajo y es de $3,7 millones.

¿Cómo ha sido la evolución de la cartera, qué impacto han tenido los índices de desempleo, que cerró al alza en 2019, y cómo se ha comportado en la ruralidad?
Digamos que cuando hay desempleo es una oportunidad para que la gente haga uso de sus emprendimientos y como nosotros ofrecemos créditos para esas actividades que se pueden hacer desde casa, por ejemplo, para aquellas mujeres que son expertas en hacer tamales o tortas. Para nosotros es una oportunidad porque obliga a muchas personas a trabajar como independientes. En cuanto a la cartera vencida, por la metodología que tenemos podemos decir que el año pasado fue excelente pues fue de 3,7%.

LOS CONTRASTES

  • Darío Estrada Presidente de Finagro

    “El modelo del microcrédito no solo ha tenido un impacto positivo en el sector rural, sino también en la cultura financiera de aquellas mujeres del campo”.

Fedesarrollo alertó en uno de sus estudios sobre el crecimiento del indicador de la cartera vencida en los créditos de consumo específicamente. ¿Cómo ve esto en la industria frente a esa alerta y qué se podría hacer para que los niveles no sigan aumentando?
Sí hubo alerta, pero las expectativas para este año son mucho mejores. Pienso que intensificando los programas de educación financiera las personas pueden aprender a manejar un presupuesto, a distinguir los gastos, los ingresos y a ahorrar también.

A finales de año pasado habló del lanzamiento de una línea de crédito verde especializada en cacao en el Meta, ¿cómo les ha ido?
Hemos avanzado, aunque todavía no tenemos los resultados que esperamos porque necesitábamos una consultoría que nos dirigiera cómo era el crédito verde. Realmente el crédito agropecuario y los créditos que hacemos en el campo llevan una capacitación, unos requisitos, como un sello de que se cumplen ciertas condiciones, como en el tema de abonos o el cuidado de los árboles.
Si cumple con esos requisitos, califican para el crédito sea verde y tiene a su vez un incentivo. Por ahora estamos en la capacitación, selección, implementación de las condiciones y el crédito propiamente dicho para que sea calificado de producto verde. Lo ideal es que esté listo en el primer semestre.

¿Cuántas oficinas tienen actualmente y en cuántos departamentos hacen presencia? ¿Cuántos clientes tienen en este momento y con cuántos esperan cerrar?
Tenemos 178 oficinas en 22 departamentos desde donde atendemos a 730.000 clientes. No tenemos oficinas en Antioquia, ni el Chocó, ni en los Llanos Orientales. Esperamos crecer un 2% en clientes y terminar el año con alrededor de unos 745.000 clientes.

Este año volverá a discutirse la llamada Ley de Borrón y Cuenta Nueva para los reportados en las centrales de riesgo, ¿qué tanto puede afectar esta medida el otorgamiento de crédito?
Entendemos que puede haber situaciones en donde uno pueda ser mala paga, pero en ese caso uno hace un arreglo de pago. Es muy difícil de tomar una decisión totalmente cortante. Hay que pensar que la historia financiera también hay que cuidarla.

Con la llegada de las herramientas digitales ¿cómo ve la inclusión financiera y quiénes son buena paga?
Si bien los hombres manejan montos de créditos más altos, las mujeres representan 57% de nuestros clientes. En cuanto al comportamiento de pago, las mujeres son mejor buena paga.

¿Tienen calculado cuáles son los productos que podrían jalonar el crecimiento de los créditos agropecuarios?
El café es uno de ellos. Hay muchas cafeteras muy pequeñas, de menos de una hectárea, en el Cauca, que tiene un producto muy apetecido.

¿El sector agro qué tan buena paga es?
Es muy buena paga.

¿Cómo avanza esta transformación digital?
Nosotros hemos venido desarrollando varias innovaciones tecnológicas como pagos en línea, masificación de la tarjeta contactless, siempre pensando con enfoque en el cliente. La inversión esperada para este año es de $3.000 millones.