.
FINANZAS

La psicología de los mercados

lunes, 18 de abril de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Jorge Cardozo

Por un lado, la teoría convencional asegura que el mundo y sus participantes son racionales (el conocimiento), que los sujetos toman sus decisiones basados en un análisis objetivo de las alternativas disponibles, las cuales lo llevarían a una maximización de su riqueza. De otro lado, la psicología del comportamiento financiero (popular desde mediados del siglo XX) asegura que son las emociones las que influyen en la toma de decisiones de los participantes, llevándolos a comportarse de manera irracional. Para muchos, incluyéndome, es innegable que ha sido esta última teoría la que explica el comportamiento de los mercados financieros, especialmente después de la crisis en EE.UU. 

Primero, recordemos que a finales de noviembre de 2008, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) decidió hacer su primer estímulo cuantitativo (QE). Tras un mar de incertidumbres frente al futuro de la banca norteamericana, apareció, no sólo un apoyo a esta, sino un plan que pretendía generar efectos de gran impacto en la economía real. Estas medidas (¿o el anunció?) causaron una ola de optimismo a nivel mundial. Sin embargo, no pasaría mucho tiempo para que la FED  se diera cuenta que el mercado pedía más, pues las medidas adoptadas no estaban cumpliendo su cometido. Vinieron el QE2 y QE3. Luego, el anuncio del entonces presidente de la FED, Ben Bernanke, en el que decía que la FED estaba dispuesta a recortar los estímulos monetarios según la evolución de algunos indicadores macro. 

A partir de este momento, la psicología de los mercados se transformó. Las noticias que aparentemente eran buenas en términos macroeconómicos, no eran tomadas como tal por el mercado, pues esto significaba que había mayor probabilidad de que la FED acabara más rápido con sus estímulos monetarios, cerrando la llave de la liquidez que había inundado el mundo. 

Un claro ejemplo de lo anterior es lo que ha pasado en los últimos meses. A pesar de que el Banco Central Europeo y el Banco Central de Japón anunciaron mayores medidas, los mercados han perdido credibilidad en el accionar de los Bancos Centrales, llegando incluso a afirmar que estos se han quedado sin herramientas de política monetaria para poder generar mayores estímulos a las economías. 

Hace 10 años, pocos hubieran podido predecir que los Bancos Centrales intervendrían de la forma como lo han hecho de haber sabido las amenazas que venían. Lo anterior, sumado a incertidumbres en el crecimiento económico global, una desaceleración en China, llevó a que el S&P 500 cayera más de 11% en 1T16. 

Lo increíble de este movimiento en los primeros tres meses del año fue su recuperación, llegando incluso a niveles superiores. Todo esto no fue nada más que una sobrerreacción de los mercados a miedos injustificados. A pesar de la corrección de los mercados, el mundo aún se encuentra bastante cauto y con bajas (o negativas) expectativas tanto de los rendimientos del mercado de capitales como del crecimiento económico. En tal virtud, las sorpresas positivas generarían mayores efectos (precios de las acciones al alza, mejores pronósticos económicos) que las cifras “malas”. 
============Ayu. FRASE NOMBRE (25809230)============
 

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE FINANZAS

Bancos 28/05/2024 Número de fintech locales mantiene aumento al alcanzar 394 en primer cuatrimestre

Finnovista reveló que el crecimiento del ecosistema fue de 6,8% en el último año como síntoma de consolidación al experimentar aumento estabilizado

Bolsas 28/05/2024 Cementos Argos, Grupo Argos, Pei y Celsia, las acciones más atractivas para inversión

Los centros de investigaciones económicas y las casas de bolsa concuerdan en que EL mercado local está mostrando amplio potencial para realizar inversiones

Bolsas 29/05/2024 El dólar comienza a subir tras incertidumbre por posible aumento de tasas en la Fed

Los mercados siguen a la expectativa debido a los comentarios del presidente del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis, Neel Kashkari.