Así lo determinó un análisis de CredibanCo, que detalló las formas de consumo de los colombianos desde la llegada del Covid-19

Juan Sebastian Amaya

CredibanCo, red administradora y desarrolladora de medios de pago electrónicos de bajo valor en Colombia, a través de su solución Analítico, detalló las formas el consumo de los colombianos este medio de pago durante marzo y analizó qué afectaciones en el comportamiento ha sufrido debido a la coyuntura por el Covid-19.

En principio, la firma halló que la facturación electrónica durante el tercer mes de 2020 presentó una caída anual de 10% y presentó un cambio drástico si se compara con enero y febrero, cuando el índice aumentó 2% y 13%, respectivamente.

Este análisis, que con base en el comportamiento transaccional en centros comerciales y en la industria en general, evidenció que las compras en vestuario fueron las más golpeadas, con una caída de 34%; seguidas de las compras en almacenes sin supermercado, con -20%; y las telecomunicaciones, con -6%.

En contraste, las transacciones en los supermercados aumentaron 33%; seguidas por los registros en almacenes con supermercados, con 27%; y las droguerías, con 10%.