Asobancaria señala que estos préstamos ilegales inician con tasas de 150% efectivo anual

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

“Una ciudadana que no quiso ser identificada por miedo a represalias en su contra, informó que tiene conocimiento (de) que alias ‘El Chamizo’, alias ‘Titi’, alias ‘Chirrete’, alias ‘Prado’, alias ‘Fercho’, alias ‘Victor’, alias ‘Camilo’, alias ‘Marcos’, alias ‘Carlos’ y alias ‘Wilder’ se dedican a prestar dinero en la modalidad de ‘gota a gota’ a 30% de interés. Si los deudores se atrasan en las cuotas, entonces los amenazan de muerte, entran a las residencias de los deudores sin permiso y hurtan lo que encuentran a la vista”.

Esta situación, que para muchas personas de escasos recursos retrata la única forma de acceder a un préstamo de dinero, se vivió en Popayán e hizo parte de la lista de hechos sobre los que la Fiscalía General de la Nación hizo operativos en 2018, los cuales dejaron 60 capturados, 49 bienes embargados y $306 millones incautados.

De acuerdo con cifras del ente acusador a las cuales tuvo acceso LR, por este delito de usura se hicieron allanamientos y capturas en Atlántico, Cundinamarca, Córdoba, Valle del Cauca, Norte de Santander y Cauca, que dejaron en la cárcel a 42 personas y en detención domiciliaria a cinco prestamistas. De estos también resultaron investigaciones sobre personas jurídicas como Inversiones Samia y Comercializadora Kisam e incautaciones de armas, libros contables, tarjetas débito de bancos, discos duros, celulares y motocicletas, entre otros.

Los hechos por los cuales hizo operativos la Fiscalía tienen rasgos comunes. Personas denominadas ‘cobra diarios’, que en su mayoría conforman organizaciones criminales como ‘Los Pistoleros’, ‘Los Prestamistas’, ‘Los Monos de la Gota’, ubicado en barrios de pequeños municipios, desde donde controlan los préstamos en las ciudades, pedían a personas intereses a una tasa de hasta 50% sobre el monto entregado, el cual debía ser pagado a diario y recogido por los cobradores motorizados. Eran estos mismos personajes quienes, al momento de percibir un atraso, comenzaban a amenazar de muerte a quien había adquirido el dinero y a sus familiares, y también ingresaban a las viviendas a robar lo que encontraban, como televisores.

Esta práctica se tipifica como delito, dado que excede el interés de usura fijado por la Superintendencia Financiera, que para febrero es de 29,55%. Y aunque se podría creer que una tasa de 50% es alta, Asobancaria señaló a LR que “ se ha evidenciado que los créditos bajo la modalidad del ‘gota a gota’ se otorgan en el mejor de los casos a una tasa de 150% efectivo anual, cinco veces lo legalmente permitido”. A esto se suma que, de acuerdo al perfil del solicitante, entre los que están los comerciantes minoristas informales y los taxistas, se han identificado intereses diarios de 700% efectivo anual, “hasta préstamos a un periodo más largo que llega a alcanzar el 1.000.000% efectivo anual”. Esto recrudece la situación de 18% de la población adulta colombiana, la que según el gremio está fuera del sistema financiero formal y está expuesta a que los prestamistas y cobradores cambien las reglas del juego pactadas cobrando intereses sobre los intereses diarios.

LOS CONTRASTES

  • Néstor Humberto MartínezFiscal General de la Nación

    “Este es un tema que tenemos priorizado. Es en un grave factor de exclusión social y generador de violencia. Verán prontamente los resultados de lo que tenemos”.

  • José Alejandro GuerreroPresidente del Banco W

    “Se estima que más de 50 % de los hogares colombianos en algún momento ha acudido a este tipo de mecanismos de financiación informal”.

El artículo 305 del Código Penal establece que quien incurra en la usura deberá pagar entre 2,6 años de prisión y hasta más de 10,5 años, dependiendo del interés al que le haya cobrado a la víctima y el tope certificado por la Superintendencia Financiera. La Fiscalía también reportó que quienes hacen esta práctica ilegal en ocasiones son sindicados por concierto para delinquir y extorsión.

Autoridades como el Gaula de la Policía Nacional y la Dijin han encontrado que muchos de estos criminales obtienen los recursos con los que prestan a ‘gota a gota’ del lavado de activos y del narcotráfico, los cuales se mueven a través de redes regionales e internacionales.

Por este delito se han hecho famosos los usureros colombianos, quienes han convertido al ‘gota a gota’ en una práctica de exportación en América Latina, principalmente en países como México, Guatemala, Brasil, Perú, Argentina y Venezuela. A estos mercados han trasladado, desde hace varios años, un modelo de negocio en el cual cobran principalmente a residentes de estratos bajos intereses diarios de hasta 20%, de acuerdo con la Dijin de la Policía, ente que desmanteló en noviembre de 2018 una estructura criminal que había nacido en Medellín a comienzos de la década.

Van nueve casos priorizados durante 2019
LR conoció que la Fiscalía General ha priorizado nueve casos que investiga por la modalidad de usura ‘gota a gota’ en lo que va de 2019. Estos se ubican en Antioquia, Atlántico, Córdoba, Norte de Santander, Cauca, Antioquia y Valle del Cauca, y se prevé que tengan resoluciones entre este mes y junio de este año. En los hechos investigados se analizan actividades de constreñimientos de cobradores con tarjetas de Inversiones Ramos en Soledad, Atlántico, y denuncias sobre empleados de Inversiones Sama.