La divisa subió $27,16 durante la última jornada por mayor cautela en el comportamiento de los inversionistas, que causó una leve caída en el peso colombiano

Juan Sebastian Amaya

Este martes regresaron nuevamente las marchas y protestas en Colombia, la principal razón a nivel local que originó un alza de $27,16 en el precio del dólar lo que lo llevó a negociarse en promedio a $3.347,93 su valor más alto en lo corrido del año, frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM), que estuvo en $3.320,77. Además, esta cotización es la mayor en las últimas cinco semanas, desde que el pasado 17 de diciembre de 2019 la TRM se ubicó en $3.364,24.

Así, el comportamiento del dólar y las marchas empieza a mostrar una correlación, si se tiene en cuenta que el pasado 1 de diciembre, cuando las protestas completaron 11 días, la moneda se ubicó en $3.522,48, su nivel más alto en la historia.

Al respecto, el director de Estrategias de Mercado de Global Securities, Raúl David Moreno, señaló que no es atípico que el regreso de las marchas sociales genere cautela en los inversionistas, comportamiento que causa depreciación en el peso colombiano.

“El peso se impactó por el inicio de la nueva jornada de protestas en el país, porque generan un entorno de mayor aversión al riesgo por parte de los inversionistas. Consideramos que la divisa estará cerca de $3.350 si estas jornadas continúan”, dijo.

El experto explicó que el panorama para los inversionistas locales y extranjeros es de cautela, porque “es un movimiento que hacen ante esta preocupación y en la medida en que transcurran se observará el impacto. Podría haber mayor calma si hay un impacto inferior al estimado”.

En esa misma línea, se ubicó la analista de renta variable en Acciones & Valores, Laura Mayerli López, quien mencionó que las manifestaciones representan una presión adicional al alza para la tasa de cambio, a medida que los operadores del mercado mantienen la cautela a la espera del alcance que podrían tener estas nuevas convocatorias, bajo el contexto del riesgo en la región, en donde aún pesa el efecto de la situación social de Chile.

“En esta medida, consideramos que el primer objetivo a buscar estaría en el nivel de $3.375, pero no descartamos que la tasa de cambio pueda alcanzar los $3.400 nuevamente”, analizó López.

Por otra parte, la analista agregó que en el ámbito internacional incrementó la percepción de riesgo por las preocupaciones desatadas por un virus respiratorio originado en China, luego de que un informe señalara la posibilidad de que la enfermedad migró hacia Estados Unido, lo que incrementó las preocupaciones por un posible impacto económico.

Finalmente, el director de análisis y estrategias de Casa de Bolsa, Juan David Ballén, advirtió que el peso colombiano es una de las monedas en la región que mayor volatilidad ha presentado en las últimas semanas.

“El dólar en el mercado local continúo con mucha fuerza y la moneda se caracteriza por ser de las más volátiles, al comienzo del año había un fuerte retroceso y ya se está devolviendo, no hay una noticia grave en especial, es simplemente porque que nuestra moneda es muy volátil”, concluyó.