El dólar registró el pasado viernes su mayor pérdida en seis semanas en medio de mayores expectativas de respaldo fiscal en Estados Unidos

Reuters

El índice dólar cotizó con pocos cambios para mantenerse el lunes cerca de mínimos de tres semanas, ya que el optimismo sobre la posibilidad de un paquete de ayuda por covid-19 fue contenido por la preocupación sobre la pandemia, mientras que el yuan cayó después de que el Banco Popular de China cambió su política de requisitos de reserva.

El domingo, el gobierno de Donald Trump pidió al Congreso estadounidense aprobar un proyecto simplificado por alivio de coronavirus utilizando fondos restantes de un programa de préstamos para pequeñas empresas que expiró, a medida que se mantienen las resistencias para un paquete de ayuda más amplio.

La moneda estadounidense se ha mantenido dentro de un rango de alrededor del 2% en las últimas tres semanas a medida que las negociaciones por estímulos avanzan y luego se frenan. El dólar registró el viernes su mayor pérdida en seis semanas en medio de mayores expectativas de respaldo fiscal. Más ayuda es visto como negativo para la divisa.

Mientras, el yuan en mercados internacionales perdió un 0,76% frente al dólar después de que el banco central chino dijo el sábado que rebajará el requisito del ratio de reserva para las instituciones financieras cuando realicen algunas operaciones cambiarias de forwards, una medida vista como un intento para frenar la reciente apreciación del yuan.

La moneda china tocó un máximo de 17 meses el viernes en las operaciones externas. Desde finales de mayo ha ganado cerca de un 8% frente a su par estadounidense. No obstante, el lunes, el yuan "offshore" registró su mayor desplome diario frente al dólar desde marzo.

El índice dólar, que compara al billete verde con una cesta de seis destacadas monedas, perdió un 0,05%.

El euro, en tanto, bajaba un 0,18%, a US$1,1810 , y el yen se debilitó un 0,24%, a 105,36 unidades por dólar, después de que el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, resaltó su disposición a tomar medidas adicionales de alivio monetario.