La divisa terminó la primera semana del mes en $3.594. La Organización de Países Exportadores de Petróleo recortaría la producción

Juan Sebastian Amaya

Esta semana, el peso colombiano confirmó la recuperación que ha venido presentando desde finales de mayo y, con una caída intradía de $32,68, el dólar se negoció en un promedio de $3.564,79.

En la primera semana de junio, la divisa perdió $154, pues inició mes en $4.718,82, y retrocedió $589 desde que tocó su máximo en la historia ($4.253,91 el 19 de marzo).

La recuperación y alza en el valor del petróleo han favorecido a la moneda local. Según el último cierre de Reuters, el barril de Brent, referencia para el mercado colombiano, aumentó 5,78%, a US$42,30 el barril, y el WTI incrementó 5,72%, hasta US$39,55. Además, hoy la Opep tendrá una reunión y el mercado espera futuros recortes de producción, lo que impulsaría aún más su precios.

El dólar también cayó tras un favorable dato laboral en Estados Unidos, que se sumó a la amplia liquidez global derivada de los planes mundiales para hacer frente a la crisis por la pandemia.

La economía estadounidense agregó empleos en mayo después de sufrir pérdidas récord el mes anterior, lo que sería una señal más clara de que la recesión provocada por la pandemia probablemente haya terminado.

Para Joel Virgen, economista jefe para México y Colombia de BNP Paribas, continuará un nivel de apreciación por la abundante liquidez mundial proveniente de los planes fiscales de los países.