El primer ATM de bitcoin en territorio colombiano opera desde hace un año en una oficina cercana al Parque de la 93 en Bogotá.

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

A pesar de que las transacciones con monedas virtuales como el bitcoin no cuentan con ningún respaldo estatal o privado en el país, ya son dos los cajeros automáticos que permiten comprar criptomonedas en Colombia.

El último se instaló la semana pasada en Pereira de la mano de la tienda de equipos electrónicos y socio de Apple, Compudemano, entidad que permitirá a los usuarios intercambiar bitcoins, litecoin y ethereum por pesos colombianos.

“Debido al gran interés de los usuarios por estas criptomonedas, decidimos hace tres meses aceptar el pago de nuestros productos a través de ellas en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Pereira, Manizales y Armenia y, a raíz de la buena acogida, instalamos este cajero. Existe mucho desconocimiento sobre este tema pero tarde o temprano se normalizará”, resaltó Andrés Pinilla, gerente general de Compudemano.

En realidad, se trata de una máquina en la que los clientes tienen la opción de comprar estas monedas virtuales que se transfieren automáticamente en la cartera virtual personal de cada usuario.

“El funcionamiento es muy sencillo. Se coloca el código QR de la billetera, se introduce la cantidad exacta de pesos colombianos y, en tiempo real, el cajero realiza la equivalencia a la criptomoneda y deposita a la billetera virtual esa cantidad”, explicó Pinilla.

No obstante, el primer ATM de bitcoin en territorio colombiano opera desde hace aproximadamente un año en una oficina cercana al Parque de la 93, en pleno corazón financiero de Bogotá. Detrás, está el operador Bitcoin ATM Colombia que gestiona un cajero BATMThree que soporta canjes tanto de bitcoin como de dash por pesos.

“Los usuarios que quieran cambiar sus bitcoins por pesos simplemente se pueden acercar con su billetera. Las comisiones están acorde al resto de los cajeros que se manejan en el mercado que oscilan entre 1% y 10%. Las criptomonedas son una nueva economía donde no se necesita ningún banco para realizar ninguna operación”, indicó a LR el operador del cajero automático de Bogotá.

En medio del vacío legal existente en el país, en el que el Banco de la República solo reconoce al peso colombiano como moneda de curso legal pero, al mismo tiempo, no está prohibido el comercio de estas criptomonedas, han ido apareciendo redes que se dedican a captar de manera ilegal recursos de los usuarios con la promesa de altas rentabilidades.

Precisamente, al ser preguntado por el surgimiento de estos cajeros en el país, el superintendente financiero, Jorge Castaño, recalcó a la ciudadanía los riesgos asociados a las operaciones que se realizan con las denominadas monedas virtuales.

“Nuestro llamado a inversionistas y ahorradores es a ser responsables frente a dónde llevan sus recursos, ser conscientes de esta clase de decisiones. En el caso de las criptomonedas reiterarle a la ciudadanía que estas no cuentan con un respaldo estatal o privado, no son vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia y el sistema financiero no puede asesorar, acompañar, vender o invertir en esta clase de activos virtuales”, alertó Castaño.