La crisis económica afectó al número de desembolsos de créditos de los bancos. Además, cayó la cantidad de personas con un producto de crédito

Juan Sebastian Amaya

La pandemia afectó la capacidad y deseo de endeudamiento de los colombianos, debido a la disminución de ingresos o la pérdida de puestos de trabajo de millones de personas, situación que elevó a la tasa de desempleo a su máximo histórico y la acercó a 20% en junio.

Lo anterior también se comprueba con las cifras de desembolsos de créditos por parte de la banca comercial durante el segundo trimestre del año.

Según la Superintendencia Financiera, la suma de la financiación en microcréditos; créditos de consumo, de tesorería, ordinarios y preferenciales; sobregiros bancarios y tarjetas de crédito pasó de $95,93 billones en el segundo trimestre de 2019 a $59,78 billones en el mismo periodo de 2020, lo que representó una caída de 37,67% en los desembolsos.

La codirectora del Banco de la República, Ana Fernanda Maiguashca, explicó en un seminario de Anif que la menor demanda por el crédito se presenta por las complicaciones en la carga financiera de las personas y agregó que para los bancos aumentó el riesgo a la hora de entregar financiación. Por eso, argumentó que en algunos segmentos (como el comercial) se ven reducciones en los intereses, pero advirtió que en otros (como consumo) tardará más en mostrarse la caída en la tasa del Emisor.

“Las tasas de interés no solo se guían por el costo de captación, a parte de esos costos hay que sumar toda la operación del sistema y el riesgo. Las tasas deben reflejar el riesgo porque, precisamente, de cada $100 que el sistema presta a los clientes, $85 son recursos de los ahorradores y cuando se va a dar un crédito debe estar tasado. Es sensato esperar que hay algunos casos en los que no se podrá ver todo el impacto”, concluyó.

El presidente de Asobancaria, Santiago Castro, señaló que el sector ha hecho su mayor esfuerzo para contribuir con una mayor apertura para el acceso al crédito. Además, recordó que han entregado periodos de gracia a más de 11,6 millones de deudores por $225 billones.

El microcrédito se estancó
Según números de la Superintendencia Financiera, durante el segundo trimestre de este año los desembolsos de microcréditos, especiales para pequeños comercios, tiendas de barrio, emprendedores, independientes y microempresarios, fue de $395.612 millones, lo que representó una caída de 73,5% frente a los $1,49 billones del mismo periodo de 2019. Para Santiago Castro, presidente de Asobancaria, este comportamiento se explica por el índice de informalidad en esta población, pero proyectó una reactivación en 2021.

Desembolsos en consumo bajaron 66,5%
Los créditos de consumo se refieren a la financiación para la compra de bienes o productos por parte de personas naturales. En este segmento, el monto desembolsado por los bancos pasó de $20,13 billones en el segundo trimestre de 2019 a $6,74 billones en el segundo trimestre de 2020, lo que reflejó una baja de 66,51%. El experto en banca de la Universidad de los Andes, Alfredo Barragán, señaló que esta dinámica es la esperada “debido a la crisis económica, reducción de ingresos y la pérdida de empleo, por lo que las personas prefieren gastar menos”.

Créditos de tesorería se redujeron a la mitad
Los créditos de tesorería para empresas generan liquidez a corto plazo, con tasas preferenciales frente a otras modalidades de financiación. Entre abril y junio de este año, el otorgamiento de en este tipo de créditos cayó 56,71%, al pasar de $1,14 billones en ese periodo del año pasado a un promedio de $490.000 millones en este año. Por ejemplo, en este segmento, el Banco de Bogotá desembolsó $500 millones en el segundo trimestre, después de haber entregado cerca de $50.000 millones en 2019.

Hubo $10 billones menos en sobregiros
Un sobregiro bancario es una operación de abono que realiza un banco para cubrir algunos pagos contraídos por uno de sus usuarios, bien sea persona natural o jurídica, que no tiene saldo suficiente en su cuenta para pagar. El regulador detalló que el acumulado de desembolsos de los bancos en abril, mayo y junio fue de $10,97 billones, cifra que presentó un retroceso de 48,11% frente a los $21,14 billones que se registraron en los mismos tres meses del año pasado.

Financiación con tarjetas de crédito, a la baja
La tarjeta de crédito es una de las modalidades más usadas para la adquisición de productos o servicios de forma rápida, pues, a mayo, cerca de 16 millones de plásticos estaban activos. Sin embargo, en el segundo trimestre de 2020, los bancos han desembolsado menos recursos en tarjetas, con un total de $9,79 billones en nueva financiación, monto que refleja una disminución anual de 29,74% frente al mismo periodo de tiempo de 2019, cuando la banca entregó $13,93 billones en tarjetas de crédito.

La libre inversión también retrocedió
Un crédito ordinario o de libre inversión ayuda a los consumidores a cumplir sus sueños a corto plazo con base en sus aportes, como planes de estudio o viajes. Este segmento también se afectó por la crisis y los números de la Superintendencia Financiera demuestran que el año pasado, entre abril y junio, los desembolsos en la banca comercial fueron por $18,79 billones, pero este año, en los mismos meses en comparación, la cifra registró una variación negativa (-21,97%) y se ubicó en $14,66 billones, es decir, cayó cerca de $4,1 billones.

LOS CONTRASTES

  • Santiago CastroPresidente de Asobancaria

    "Hemos refinanciado 42% del total de la cartera del sistema bancario y seguimos haciendo esfuerzos para los desembolsos de créditos con garantías del Gobierno".

Créditos preferenciales disminuyeron
Los bancos otorgan créditos preferenciales a sus mejores clientes, premiando su buen comportamiento de pago con tasas más competitivas y otros beneficios. En el periodo de tiempo analizado (de abril a junio), los desembolsos para este segmento cayeron 13,21%: en 2019, fueron $19,29 billones y en este año fueron $16,72 billones. Por ejemplo, Bancolombia fue una de las entidades con mayor reducción al pasar de $6 billones en créditos preferenciales en el segundo trimestre de 2019 a $2,8 billones en el segundo trimestre del presente año.

La tasa de usura aumentó para agosto
La Superintendencia Financiera certificó que, para agosto, la tasa de usura se ubica en 27,44%, lo que representó un aumento de 26 puntos básicos frente a julio, cuando el índice fue de 27,18%. El superintendente, Jorge Castaño, puntualizó que este comportamiento puede explicarse porque, actualmente, “hay una menor demanda de crédito y los que se están solicitando son con agentes que tienen un mayor perfil de riesgo, lo que hace que el precio del crédito aumente y vaya reflejando esas expectativas de mayor riesgo”.

Hay menos personas con créditos
El más reciente estudio del comportamiento del crédito en Colombia, realizado por TransUnion, reveló que, durante el segundo trimestre del año, el número de consumidores con al menos un producto de crédito en el sistema financiero disminuyó de 13,6 millones a 13,4 millones, lo que significa que al menos 200.000 colombianos dejaron de tener su producto. Virginia Olivella, directora de investigación de la firma, comentó que “el acceso al crédito se contrae como consecuencia del deterioro de las condiciones económicas provocado por la pandemia”.

Adquisición de créditos de vivienda se frenó
El estudio de TransUnion también evidenció que la variación de personas con un crédito hipotecario decayó de 6,3% a 4,6%, es decir, si bien mostró un crecimiento en el segundo trimestre de 2020, este tuvo menor dinámica que el que hubo en el mismo periodo del año pasado. “Además, las originaciones de créditos de vivienda disminuyeron significativamente en abril y mayo de 2020, en 73,4% y 62,9%, con respecto a abril y mayo de 2019”, dijo Virgina Olivalle, directora de investigación de TransUnion.