La entidad financiera señaló que el presidente de la República firmó un decreto para hacer su reestructuración, la cual prevé eliminar trabajos de backoffice

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

A corte de mayo, el Banco Agrario reportó activos por $25,9 billones y más de 10,2 millones de corresponsales bancarios, con los cuales ha venido aumentando su presencia en las zonas rurales del país.

Precisamente, con el objetivo de abarcar más espacio en la ruralidad colombiana, la entidad anunció que el presidente de la República, Iván Duque, firmó el decreto de reestructuración de la entidad, que permite ampliar en 12,2% el personal del banco. Lo que se traduce en 857 nuevos empleos, pues se pasará de una fuerza de 7.009 cargos a 7.866.

De acuerdo con el Banco, “el decreto consiste en la contratación de 403 asesores comerciales que estarán desplegados en la zona rural colocando crédito en productores del campo; microcrédito a los microempresarios, y libranzas; en la inclusión a la planta de personal del banco de 663 trabajadores temporales que venían cumpliendo labores con vocación de permanencia (asesores comerciales, principalmente)”.

También se tiene previsto cambiar la estructura organizacional de la entidad y así ser más competitivos en la banca digital y “mejorar las capacidades de análisis de crédito y gestión de cobranza”.

Con el propósito de aumentar su participación en productos digitales, el Banagrario decidió eliminar siete gerencias nacionales y, al mismo tiempo, tomó la decisión de crear cinco, y una de ellas es la de Innovación Digital, que tiene como “fin acelerar el proceso de cambio tecnológico necesario para fortalecer la propuesta de valor a los clientes”, apuntó la entidad.

El presidente del banco, Francisco Mejía, señaló que “la reestructuración es el resultado de un proceso de cambio que iniciamos en agosto del año pasado por la instrucción de crear una cultura de resultado donde el productor del campo estuviera en el centro de la organización. Eso nos asegura que podemos cumplir con el objetivo del Plan Nacional de Desarrollo de llegar a 68% de bancarización en la Colombia rural y rural dispersa”.

El Banco Agrario resaltó que el costo para la entidad de estos cambios será cero, ya que las nuevas contrataciones de personal vendrán de ahorros generados por la conclusión de 209 puestos de puestos de trabajo en procesos de backoffice, los cuales tienen un valor de $16.881 millones. Con esto, según la entidad, se cumple con la resolución presidencial con fecha 7 de noviembre del año anterior.

LOS CONTRASTES

  • Francisco MejíaPresidente del Banco Agrario

    “Esta reestructuración fortalece financieramente al Banco Agrario porque estamos cambiando cargos que no agregaban valor por posiciones que generan ingresos”.

Los expertos señalan que la reestructuración encaminada en brindar mayor acceso al crédito en el campo es fundamental, pues, de acuerdo con Eric Hamburger, country manager para Colombia de DataCrédito Experian, 30% de los nuevos préstamos se registra en las zonas rurales, por lo que aún hay espacio para que los bancos atiendan a esta población.

Este cambio en el Banagrario fue aprobado por el Ministerio de Agricultura, Ministerio de Hacienda y el Departamento Administrativo de la Función Pública.

Los cambios se adoptaron tras estudios de los vicepresidentes

El Banco Agrario dio a conocer que la reestructuración fue planeada por el equipo de vicepresidentes y del presidente de la compañía, quienes hicieron un estudio de sus áreas y su equipo de trabajo, para luego tomar las decisiones sobre nuevas incorporaciones y gerencias. Está previsto que los cambios se complete el segundo semestre de este año. De acuerdo con el último informe semanal de tasas y desembolsos de la Superfinanciera, el Banagrario había prestado $14.503 millones en microcréditos.