Una reducción en la volatilidad del dólar es una de las cinco consecuencias que tendría la primera rebaja de tasas en la última década, según analistas consultados

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

El Banco Central de Estados Unidos, en cabeza de su presidente, Jerome Powell, decidió ayer reducir sus tasas de interés en 25 puntos básicos, tal como lo esperaba el mercado, ubicándolas así en un rango entre 2% y 2,25%.

Este es un hecho histórico, pues es la primera reducción que hace la Reserva Federal en más de una década, desde la crisis financiera global de 2008.

El impacto de la guerra comercial y la desaceleración global en la economía estadounidense fueron tenidos en cuenta por el Banco Central en su decisión, por lo que destacó que la determinación se da “a la luz de las implicaciones para el panorama económico de los desarrollos globales”.

Powell resaltó además que el retorno de las tensiones comerciales, una inflación que no está en el nivel que quieren y un crecimiento externo “decepcionante en la comunidad europea y China”, pesaron en la consideración, pero advirtió que “la decisión de recorte de tasas es diferente del inicio de un ciclo prolongado de bajas”.

Sin embargo, la lectura que dieron los analistas indica que se puede dar una nueva rebaja en lo corrido del año, “al menos hasta llegar a los 50 puntos básicos de reducción que esperaba el mercado”, según resaltó Wilson Tovar, jefe de investigaciones económicas de Acciones y Valores.

Es clave resaltar que la Fed había subido sus tasas cuatro veces el año pasado, dando fin a su política de estímulos con la que, en periodos hasta de varios años, mantuvo sus tasas sin alteración.

De acuerdo con los expertos consultados, la decisión tiene múltiples implicaciones en el mercado global, así como en el colombiano, en donde los efectos sobre el dólar son clave. Es por eso que estas son las cinco consecuencias que se verían en los mercados.

El dólar debe estabilizarse

La cotización local del dólar ha visto una volatilidad cercana a los $100 en la última semana, un efecto de las presiones externas y locales sobre el peso colombiano que, de acuerdo con los analistas, debería llegar a generar una estabilización con la rebaja que se dio en las tasas de interés en Estados Unidos.

“El peso tiene un comportamiento raro porque en teoría, cuando se reducen tasas en EE.UU. y acá se mantienen, el mayor apetito por el peso lo fortalece, algo que pese a que el mercado descontaba la baja en tasas, no ha sucedido; pero creemos que es una cuestión de tiempo que suceda”, resaltó Mario Acosta, gerente de estrategia de Ultraserfinco.

Y es que el dólar permanece fuerte a nivel global e incluso ayer llegó a su precio máximo de dos años. Este hecho, según Tovar, se da tras una caída fuerte de la libra esterlina, después que Reino Unido anunciara una salida inminente del brexit, y tras la debilidad del euro.

El experto agregó que “al haber una menor incertidumbre, se espera que el peso se estabilice, y pese a no bajar en gran cantidad, se ubique cerca de los $3.200 en el mediano plazo”.

Desde Casa de Bolsa, el jefe de investigaciones económicas, Juan David Ballén, comentó que el peso ha venido cayendo más que las monedas pares “debido a una serie de denuncias que se han dado entorno a una posible manipulación en algunos manejos fiscales”.

LOS CONTRASTES

  • Wilson TovarJefe de investigaciones de Acciones y Valores

    “La baja en la tasa de la Fed debe generar el fin de la incertidumbre en la cotización local del dólar. Volatilidades de cerca de $100, como la que vimos en la semana, se irían”.

  • Mario AcostaGerente de estrategia de Ultraserfinco

    “La decisión debería impactar en una disminución del precio del dólar a nivel local, sin embargo, este está subiendo por factores que pueden ser temporales”.

Rebaja en tasas mundiales

Acosta comentó que la baja en las tasas de interés de los principales bancos a nivel mundial es uno de los efectos de la rebaja en las tasas de Estados Unidos, “una consecuencia que se ha dado desde antes, pues el mercado descontaba la reducción”. Precisamente algunos bancos pares como el Banco Central Europeo y el de Japón, han decidido mantener sus tasas estables, dando el mensaje de una posible disminución en el futuro, la cual, según los analistas, debería llegar tras la decisión de la Reserva Federal.

Esto se define en una mayor liquidez a nivel mundial ante la desaceleración de las economías más grandes, con el fin de evitar una posible recesión.

Crecen los índices bursátiles

Las menores tasas generalmente impulsan a los activos de renta variable a nivel global, razón por la que se ha dado un rally en los mercados mundiales que podría continuar al aumentar la liquidez.

Sin embargo, Ballén resalta que las razones por las que se bajan las tasas “no son buenas, pues lo que anticipan es una caída de la economía”, y advirtió que “se debe ser cauteloso antes de invertir, ya que el panorama no es muy amigable en el futuro y las bolsas han venido creciendo sin tener un fundamental exacto”, por lo que la liquidez podría crear una burbuja de consumo.

Bonos estadounidenses pierden

En la medida en que el mercado estadounidense pague menores tasas, este se volverá menos competitivo. Por esta razón, Tovar espera que el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense “puedan ver una baja de hasta 2%”, un efecto que se dio ayer, cuando cayeron 1,93%.

Actualmente el dólar es activo de refugio ante la volatilidad de los mercados, sin embargo, qué tan estable mantenga su posición dependerá de la recuperación que vean las grandes economías como la china y la europea.

Mayor apetito por emergentes

Los mercados emergentes pueden aprovechar la primera baja de tasas de la década para atraer mayor inversión.

Por ejemplo, el Banco de la República ofrece una tasa de interés de 4,25% por invertir en sus bonos, algo que llama la atención del inversionista internacional, pese a asumir un mayor riesgo en este tipo de mercados.

“Los inversionistas van a buscar un ‘yield’ (rendimiento) en notas de interés más altas, por lo que especialmente los emergentes se verían beneficiados con la situación”, resaltó Acosta. Sobre este punto, los tres analistas coincidieron en que si las tensiones comerciales siguen, el apetito por los mercados emergentes llegaría a disminuir.

Otras razones para bajar interés por primera vez en más de una década

El presidente de la Fed, Jerome Powell, destacó que el mercado laboral se mantiene fuerte y que la actividad económica ha aumentado a un ritmo moderado; sin embargo, observa que la inflación no está en su nivel esperado de 2% y que la inversión de las empresas ha disminuido. También se moderó el ritmo de crecimiento en la industria manufacturera y la venta de vivienda. A pesar de superar las expectativas, la cifra de crecimiento económico de 2,1% en el segundo trimestre, fue menor al 3,1% del anterior.