La fintech colombiana, que ya opera en 11 naciones latinas, incursionará en el mercado de estos países con su servicio de facturación electrónica para pequeños negocios

Juan Sebastian Amaya

Alegra es una fintech que inició operaciones en Colombia durante 2013 y provee servicios de software en la nube, a través de una aplicación móvil, para llevar el control de un pequeño negocio en materia de facturación electrónica e integración de información, entre otros.

Actualmente, este emprendimiento tiene presencia en Argentina, Chile, Costa Rica, México, Panamá, Perú y República Dominicana, entre otros. Además, el próximo año, incursionará el mercado de EE.UU. y África.

Jorge Soto, CEO y cofundador de Alegra, detalló a LR la funcionalidad de su plataforma, los planes de expansión, inversión y trabajo con pequeñas y medianas empresas que vendrá para 2020.

¿Cómo inició Alegra?
Siempre me soñaba algo muy fácil en la nube hecho para el día a día de los negocios; eso resultó muy exitoso porque miles de usuarios comenzaron a usar la app y nos llevó a sumar más funcionalidades hasta convertirnos en una full aplicación portable. Hoy cumplimos con todos los requisitos legales.

¿Con cuáles servicios?
Pueden ser para un empresario de régimen simplificado o común, una empresa casera o una más formal. Son para ayudarles a llevar su contabilidad de manera organizada. Pueden usar facturación electrónica, llevar cuentas e inventarios, auxiliar sus cuentas con los bancos, tener reportes más avanzados y preparar los impuestos. Es una aplicación muy sencilla.

Denos un ejemplo
Por ejemplo, un contador puede tener toda su información digitada en un solo lugar y no tiene que esperar a que la empresa se la envíe a final de mes para volver a digitarla, ya la tiene toda y puede hacer sus tareas en cuestión de segundos.

¿A cuántas pymes les sirven?
Tenemos un demo donde las empresas se pueden registrar y probar el sistema sin ningún costo durante 30 días, ahí estamos registrando al mes unas 10.000 empresas; en los últimos años se han registrado 300.000 y, de esas, unas 25.000 usan el sistema de facturación diariamente. En Latinoamérica hay al menos 20 millones de negocios y esa es la gran oportunidad de crecimiento que vemos. Somos la opción número uno en la región para esas pymes.

¿Cómo se dio la expansión?
Empezamos a sumar muchos países, llegaban usuarios de Centroamérica con necesidades similares, muy rápido hicimos el camino de internacionalización y con eso vimos la oportunidad gigante que hay por fuera de Colombia. Al aprovechar internet, puedo acceder a todo un mercado externo con costos más bajos y esa ha sido la mayor lección con la oportunidad de mercado: si nuestro público es toda Latinoamérica e, incluso, el mundo; pensamos un negocio para eso.

¿Viene más expansión?
Tenemos presencia en 11 países. Vamos a lanzar la versión básica para incursionar en EE.UU., donde creemos que hay oportunidad con pymes y ya tenemos algunos clientes, y también vamos a trabajar en África, en Nigeria, Kenia y Sudáfrica.

¿Bajo qué riesgos?
Corremos riesgos pequeños, la inversión es baja y la app está lista. Lo peor que puede pasar es que aprendamos mucho; lo mejor, que nos convirtamos en un jugador importante.