.
SEGUROS Pólizas, ahorro y testamento, los mejores métodos para proteger su patrimonio
martes, 17 de octubre de 2017
La República Más

Conozca los productos que ofrece el mercado de seguros y otros métodos que le permiten cuidar su patrimonio.

Lina María Guevara Benavides

Todos aquellos bienes que están a su nombre o a nombre de una sociedad, producto de lo que ha trabajado durante su vida, es lo que los expertos del sector llaman su patrimonio o el patrimonio de una empresa. Y aunque en la mayoría de casos siempre se conoce qué valores hacen parte de ese conjunto, casi nunca sabemos cuáles son los mejores métodos para protegerlos.

Pero, ¿por qué es importante hacerlo? De acuerdo con el experto en finanzas y seguros, Daniel Serrano, “el patrimonio es lo que sostiene la actividad económica que realiza una persona o una empresa”, y por lo tanto, “la materialización de cualquier riesgo que la afecte puede ocasionar pérdidas económicas graves”.

Es por eso, que entre los métodos más recomendados para el cuidado de su patrimonio o el de una compañía están incluidas las pólizas, que para Serrano son “el mecanismo más perfecto desde el punto de vista técnico porque funcionan como herramienta de financiación de pérdidas”. Pero más allá de los seguros también existen otros métodos como el ahorro, el autoseguro, el testamento y un recurso legal que se tramita ante las notarías: la aceptación como patrimonio de familia.

LR le explica en qué consisten estos métodos, por qué son útiles para la protección de sus bienes y de qué forma puede acceder a ellos.

LOS CONTRASTES

  • Diana VargasVp. de Seguros Personales de SBS Seguros

    “Parte de lo que hacemos es entender necesidades y hacer que las personas aseguren algo más allá del carro”.

Testamento

Aunque algunos expertos no consideran que el testamento pueda ser utilizado como protector del patrimonio puesto que no implica ninguna garantía sobre el mismo, lo cierto es que tras un fallecimiento el testamento permite cumplir la voluntad del propietario de los bienes. En ese sentido, aunque no lo asegura, sí permite que dicho patrimonio cumpla con el destino que escogió la persona a la que pertenecían sin necesitar de la ley para repartirlo.

Tres pólizas infaltables

Paola Galán, gestora comercial de Marsh, explicó que “los seguros garantizan que ante una eventualidad se mantenga el patrimonio. Tres pólizas infaltables son: Hogar, Automóvil y Casco, que son pólizas de navegación”. Galán explicó que estos son los productos patrimoniales con los que cuenta el sector y aclaró que aunque existen eventualidades que pueden afectar la vida y la salud, estos son seguros individuales pero no son de carácter patrimonial.

Seguro para empresarios

Para Ricardo Pulido, gerente de líneas financieras de QBE, un producto destacable para este fin es la póliza de responsabilidad civil para directores y administradores, un seguro que adquieren las empresas y que “protege el patrimonio de los directivos incluyendo miembros de juntas directivas, teniendo cuenta que la ley dice que ellos son responsables por perjuicios causados terceros y deben responder con su patrimonio”. Estos solo cubren actos culposos.

Ahorro y autoseguro

Aunque Serrano indicó que las pólizas son ideales, dijo que también existe el ahorro y el autoseguro. El primero es un dinero que “permite subsanar alguna pérdida no esperada, pero puede resultar insuficiente”; mientras que el autoseguro “tiene una destinación específica”. Sin embargo, Diana Vargas, de SBS indicó que normalmente el ahorro no se tiene previsto para una calamidad y además es posible que cuando ocurre no cubra completamente la pérdida.

Patrimonio de familia

El abogado Oscar Balanguera, explicó que desde lo legal un recurso que realmente protege el patrimonio es la Aceptación como Patrimonio de Familia. “Es una figura jurídica que se hace a través de una notaría y aplica para un solo bien”, afirmó y según explicó se trata de un recurso que saca a ese bien del comercio, por lo que lo hace incomercializable, pero además lo vuelve inembargable y hace que no pueda ser utilizado como garantía.