.
BANCOS No se enrede, declare renta en cinco pasos
martes, 13 de agosto de 2019

Aunque lo ideal es asesorarse de un profesional que tenga conocimiento en el tema, varios expertos aconsejan participar en la elaboración de la declaración de renta para aprender sus bases

Daniela Amórtegui

Para muchos colombianos declarar renta es un proceso tedioso, no solo porque se trata de un impuesto, sino también por la cantidad de documentos que requiere. Estos son cinco pasos para hacer la declaración de renta sin complicarse.

El primero es alistar los documentos e información necesaria. Para hacer la declaración de renta es indispensable tener a la mano algunos documentos que nos permitirán establecer nuestros ingresos, patrimonio y deducciones. Entonces en el momento de hacerla, debemos contar con:

- RUT actualizado: hay que verificar que nuestras actividades económicas coincidan y que nuestros datos personales, como correo electrónico o dirección, también.

- El valor de nuestro patrimonio: aquí se incluyen las inversiones, los bienes inmuebles, las cuentas por cobrar, los vehículos, los muebles y los saldos en cuentas de ahorro y corriente.

- El valor de las obligaciones financieras: recordemos que no solo debemos decirle a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian). qué poseemos, sino también cuánto debemos. Entonces debemos tener claras las deudas que tuvimos hasta el 31 de diciembre de 2018 y respaldarlo con un documento.

- En caso de que seamos trabajadores independientes, debemos listar todos los pagos que hayamos hecho al Sistema de Seguridad Social. Si somos empleados públicos o privados, debemos tener a la mano el total de los descuentos de salud y pensión que se hicieron en nómina en el año anterior.

- Certificados de retención en la fuente.

- Certificación de costos financieros, la cual fue enviada por todas las entidades financieras al correo electrónico a más tardar en el mes de mayo.

El segundo es examinar si hay que declarar renta. Con los documentos y la información mencionada anteriormente podremos saber si debemos declarar renta o no. Según el decreto 2442 del 27 de diciembre de 2018, las personas empleadas o independientes que durante 2018 hayan tenido ingresos mensuales iguales o superiores a $3.868.166, equivalentes a los $46.418.000 anuales, deben hacerlo.

En los ingresos se incluyen consumos de tarjetas de créditos, compras, consignaciones a cuentas bancarias propias, y patrimonios mayores a $149.202.000.

Como tercer punto, debemos revisar si tenemos algún descuento. Es posible obtener beneficios en la reducción del pago de la declaración de renta por aportes obligatorios al Sistema de Seguridad Social, poseer un crédito para adquisición de vivienda, tener personas a cargo económicamente, por contar con un plan de medicina prepagada o por hacer aportes a fondos de pensiones voluntarios.

Sin embargo, no olvidemos que estos beneficios tributarios no pueden superar 40% del valor del ingreso que notificamos en la declaración.

Tener en cuenta el día que nos corresponde para declarar renta también es muy importante. Las fechas para hacerlo se distribuyeron del 6 de agosto al 17 de octubre, según los dos últimos dígitos de la cédula de ciudadanía. Para consultar la fecha exacta de cuándo debemos hacerlo, podemos visitar la página de la Dian.

El último paso es participar de la declaración y planificar la próxima. Aunque lo ideal es asesorarse de un profesional que tenga conocimiento en el tema, varios expertos aconsejan participar en la elaboración de la declaración, pues es una buena manera de conocer las finanzas personales, asegurarse de mejorar su administración o tomar medidas para disminuir la carga tributaria del siguiente año.

MÁS DE FINANZAS PERSONALES

Laboral 13/04/2021 Las recomendaciones que deben seguir los centennials para cuidar sus finanzas

Algunas de los consejos es saber tomar diferenciar la buena información de internet y aprender a cuidar los gastos

Bancos 13/04/2021 Algunos elementos a tener en cuenta si va a sacar un crédito para comprar vivienda

Tomar un crédito hipotecario o leasing habitacional, y endeudarse en UVR o en pesos, son algunas de las opciones a analizar

MÁS FINANZAS PERSONALES