.
FINANZAS PERSONALES Kenia, Sudán y Gabón lograron mayores niveles de inclusión financiera que Colombia
martes, 18 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El Colombiano

Kenia, Sudán y Gabón tienen mayores niveles de inclusión financiera que Colombia gracias a los operadores de telefonía móvil que hacen presencia en esos países africanos, donde han impulsado el acceso a los servicios financieros.

Así lo expuso ayer, en la jornada de clausura de la asamblea anual de Felaban, Marcos Brujis, director de Global Financial Institutions Group de la Corporación Financiera Internacional (IFC), quien destacó que en el caso de Kenia se logró elevar la inclusión financiera a 72%, debido a las plataformas tecnológicas que se han desarrollado y que le permiten a las personas usar un teléfono celular para realizar sus transacciones monetarias.

En el caso colombiano, el modelo Daviplata implementado hace algún tiempo por el Banco Davivienda es la plataforma más importante en lo que tiene que ver con pagos y transacciones, llegando a 2,2 millones de usuarios, señala Margarita Henao Cabrera, vicepresidenta de Producto de Banca Personal de esa entidad.

Pese al éxito de ese modelo, Henao considera que todavía hay espacio para llegar a nuevos clientes y en especial para desarrollar nuevos productos. “El crecimiento futuro estará dado por la forma en que deberemos llegar a otro tipo de población como las víctimas del conflicto, en caso de que el Gobierno quiera adelantar un trabajo de inclusión financiera en ese nicho poblacional, y en todo lo que tiene que ver con el sector agrícola”.

Una de las dificultades que observan los esquemas de inclusión financiera en Colombia, aprovechando las redes de los operadores móviles tiene que ver con los elevados costos. Henao explica que entre las tareas pendientes para profundizar la inclusión en Colombia están la estabilidad de las plataformas móviles, para que respondan con la capacidad adecuada y otro aspecto tiene que ver con el modelo adecuado de servicio al cliente, para tener una mayor interacción.

Pero mientras Kenia es modelo a seguir y Colombia busca profundizar con esquemas vía movilidad, Ecuador se propone ser el primer país del mundo en establecer el dinero electrónico como medio de pago, con una plataforma manejada directamente por el Banco Central.

Esteban Melo Jácome, subgerente de Servicios del Banco Central de Ecuador, señala que una de las ventajas, al estar la plataforma bajo la tutela del Estado, es que se podrán regular las tarifas de modo que no eleven los costos por las transacciones de este tipo.

La plataforma, que tuvo un costo cercano a los US$2 millones, está en fase de prueba, se espera que entre en operación plena en enero del próximo año y su buen desempeño está asegurado toda vez que el gobierno ecuatoriano ha vinculado a la banca privada, a los tres operadores móviles que hacen presencia en ese país, así como el comercio y el aparato productivo del vecino país, que pagarán tarifas entre los dos y nueve centavos de dólar, dependiendo del monto de la transacción.

Finalmente, la nueva presidenta de Felaban, María Mercedes Cuéllar, dijo que parte de su gestión al frente de la Federación, durante los dos próximos años, será intentar remover las trabas existentes en los países para brindar un mayor acceso a los servicios financieros en la base de la pirámide.

“A pesar de que el progreso ha sido considerable, Latinoamérica mantiene un claro rezago frente a las economías más desarrolladas, que registran niveles de inclusión cuatro veces superior al nuestro”, puntualizó la directora gremial.

Impulso a los medios de pago electrónicos
Para Santiago Perdomo, presidente de la Junta de Asobancaria, con el progreso acelerado de las tecnologías de la información y de las comunicaciones de las últimas dos décadas, se ha logrado un gran avance en los medios de pago electrónicos, que gracias a ella son mucho más baratos y eficientes que el papel moneda. “Sin embargo, el efectivo es el medio de pago más utilizado en nuestros países, debido a que en las transacciones de bajo valor los otros medios no son universalmente aceptados. En segundo lugar, la preferencia por el papel moneda se debe a que los pagos hechos con él no se pueden rastrear”.

Las opiniones

María mercedes Cuéllar
Presidenta de Asobancaria y felaban

“La banca latinoamericana necesita aumentar su competitividad para contribuir al desarrollo de nuestros países, esa competitividad suele estar asociada a mayores niveles de competencia”.