.
LABORAL Estos son costos y consideraciones financieras a tener en cuenta si se quiere independizar
martes, 22 de junio de 2021

Además de los gastos fijos como arriendo y alimentación existen unos iniciales: electrodomésticos e implementos básicos para vivir

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co

La anhelada independencia llega en algún momento a tocar la puerta de las casas para sacar a los más jóvenes de su zona de confort. No obstante, vivir solo no es algo fácil, y menos si no se cuenta con una organización previa, además de un plan de acción que haga esta situación sostenible en el tiempo. A continuación, le ofreceremos algunos consejos y aspectos a tener en cuenta si está pensando en dejar su casa para vivir plenamente por su cuenta.

Gastos iniciales

Para iniciar con su plan de abandonar la casa debe tener en cuenta una serie de elementos que necesitará a donde quiera que tenga pensado irse. En primer lugar, debe pensar en los electrodomésticos esenciales. Una nevera, por ejemplo, según cálculos de Nequi, puede rondar entre $800.000 y $3,2 millones; asimismo, un colchón sencillo oscila entre $290.000 y $1,5 millones, mientras que una base de cama sencilla puede valer $300.000.

Otros artículos, como un sofá, comedor, vajilla, juego de ollas, y elementos de aseo también deberán ser incluidos en sus cálculos. De esa manera, el subtotal calculado por Nequi de los elementos indispensables ronda entre $3,5 millones y $36 millones. Estas cifras dependerán, en gran medida, de sus ingresos y de su poder adquisitivo al momento de tomar la decisión de independizarse.

Arriendo y servicios

Para Andrés Moreno, asesor financiero, existen algunas alternativas para mitigar el impacto al bolsillo que pueden causar las altas cifras de arriendo y el pago de servicios públicos. Moreno afirmó que “cuando uno se independiza, la vida financiera cambia. La persona debe tener ingresos suficientes para suplir los gastos, de lo contrario podría generar una independencia que no será sostenible en el tiempo”.

Tal como afirmo el experto, ingresos suficientes es la expresión clave. Añadió que una persona que no tiene mucho dinero puede optar por vivir con uno o más amigos, para así reducir los costos de administración y arriendo. “Los servicios públicos, como el gas, la luz, agua e internet es mejor que sean compartidos”, dijo.

Moreno también explicó que es aconsejable que, si la persona tiene ingresos suficientes, invierta en cuotas hipotecarias en lugar de gastar su sueldo en arrendamiento. “Sin embargo, si las personas toman esta opción, deben tener en cuenta que los servicios vienen a nombre de la persona; además, cada año llega un impuesto predial que debe ser asumido”, agregó.

Otro factor a tener en cuenta si toma la opción de pagar arriendo es la ciudad y el sector. Bogotá era hasta el año pasado, según el Dane, la ciudad más cara para vivir del país. Debe considerar que, en la capital, el costo promedio de un espacio para una persona es de $800.000, cifra obtenida luego de revisar en páginas web dedicadas al arriendo y la venta de inmuebles. Por otro lado, Nequi calcula que a la administración deben sumarse los servicios públicos, que podrían oscilar entre $180.000 y $350.000 cada mes.

Con estos datos, se estima que los gastos mensuales en materia de arriendo y servicios están entre $980.000 y $1,8 millones.

Alimentación

La alimentación es un puntos clave a tratar, ya que, según Moreno, este gasto no podrá ser mitigado si se vive con más personas, pues se trata de un consumo individual y debe ser tenido en cuenta como tal. “Cuando uno vive con los padres siempre hay comida: huevos, leche, pan. En general, siempre hay todo lo que uno quiere.

Cuando una persona decide vivir sola debe empezar a costear su propio mercado. No se trata un equilibrio porque cada uno tiene un consumo propio. Al contrario, se pueden presentar conflictos con la comida. A diferencia de la alimentación, los servicios y gastos fijos es mejor asumirlos entres dos o tres personas si se puede”, dijo.

Sobre los costos de un mercado para una personas, Nequi calcula un estimado entre $250.000 y $400.000. La cifra dependerá, en gran medida, de los hábitos de consumo de la persona, además del presupuesto mensual que se tiene para poder mantenerse.

Ahorro y deudas

El experto afirmó que no basta con tener ingresos para poder vivir solo. Se trata también de armar un plan financiero que le permita seguir ahorrando a pesar de los gastos mensuales. Al respecto, Moreno dijo que no es viable endeudarse para poder acarrear con los costos de vivir por sí mismo. “La idea es que la persona tenga para seguir ahorrando. No vale la pena usar tarjetas de crédito o endeudarse para pagar el costo de vivir solo. No tendría sentido”, afirmó.

LOS CONTRASTES

  • Andrés MorenoAsesor financiero

    “Puede ser mejor organizarse con dos personas, ojalá amigos, que puedan mitigar el impacto de los gastos fijos, como los servicios o la administración”.

  • Jorge Carrillo Profesor de Pacífico Business School

    “Las personas, de repente, están en rojo porque gastan más de lo que ganan. Es necesario tener un panorama de todos los gastos para tomar decisiones financieras”.

La conclusión, entonces, es que si usted no obtiene rédito suficiente de su trabajo o actividades para irse de su casa, es mejor que espere una mayor estabilidad financiera. “Si empieza a endeudarse para pagar mercado, salud y servicios terminará debiendo dinero y sin la capacidad de vivir solo. Lo mejor es disfrutar el proceso, pero sin caer en los excesos”, concluyó.