.
BANCOS “Entidades financieras en Colombia no trabajan en la educación de sus clientes”
martes, 2 de octubre de 2018

El experto en finanzas Shaun Mundy habló sobre los retos en educación financiera

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

El conversatorio sobre ‘Educación financiera y finanzas sostenibles’ de la Universidad EAN tuvo como principal invitado a Shaun Mundy, líder internacional en temas de educación financiera y vicepresidente senior de The Financial Literacy Group, organización dedicada a desarrollar programas que impacten las finanzas personales. A su paso por Colombia, Mundy habló con LR y comentó los retos en educación financiera que ve en el país.

¿Cuál es la clave para un mejor manejo de las finanzas?

Lo básico es hacer un presupuesto. Si usted no lo hace, no va a tener dinero para ahorrar. Se tiene que entender más allá de las mecánicas de ahorro, por qué es importante, por qué podría beneficiarlo, así como pedir préstamos responsablemente, pensar sobre la real necesidad de cada cosa y su capacidad real de pago. A través de esto, ya se puede mirar más allá y ganar dinero por medios como las inversiones, por ejemplo.

Usted ha defendido que la educación financiera se debe enseñar en las escuelas ¿Cómo debería lograrlo?

La base de la educación es dotar a la gente de las habilidades que necesitarán cuando sea adulto y una de las principales que se necesita es saber manejar el dinero. Esto debe ser estudiado en escuelas, desde niños pequeños que puedan reconocer las diferencias entre dinero, las cosas que se necesitan y las que no son realmente necesarias. Desde ahorrar para comprar un juguete, desde allí se puede construir hasta llevarlos a comprender sobre el ahorro, las inversiones y los préstamos con responsabilidad.

¿Qué les corresponde en esta educación a las entidades?

Las instituciones financieras deben ser un lugar desde donde la gente pueda aprender a manejar sus necesidades económicas, debe haber interés desde estas en educar a la gente en conocer los beneficios reales. Los clientes están comprando cosas que no necesitan realmente o a las que no le ven un beneficio después, lo que lleva a las quejas. Esto debe surgir del interés de las instituciones financieras por tener credibilidad, mucho más allá de enseñar sobre los productos que ofrecen y es una vía de doble ganancia.

¿Y cuál es la tarea del Gobierno en esa materia?

Hace pocas semanas el presidente Iván Duque habló en el congreso de Asobancaria sobre la importancia que él le da a la educación financiera y la necesidad de crear programas que serían un magnífico comienzo, pero esto necesita ser llevado de la cima del Gobierno a la cima de las organizaciones para que se tomen acciones concretas. Las acciones dicen más que las palabras; la educación financiera puede reducir los niveles de pobreza de un país y tiene beneficios realmente grandes e importantes en una economía.

¿Tienen los mismos retos los ciudadanos de países desarrollados frente a los emergentes?

Los retos y soluciones son esencialmente las mismas en cuanto a lo básico, préstamos bancarios y posibilidades de invertir en Bolsa. Las tácticas son la diferencia; en Colombia parece que no se ve tanto interés de instituciones financieras que elijan proveer esta educación con interés de negocios de largo término.

Dicen que los millennials no adquieren compromisos ¿cuál es el reto de las entidades frente a estos nuevos clientes?

Los bancos deben tratar de pensar desde la visión de las personas que tratan de alcanzar. En este tema se deben esforzar en educar en cuanto a los beneficios sobre récord de crédito, vida crediticia y lo que puede traer hacia futuro para poder lograr una casa, por ejemplo. Los jóvenes hoy tienen riesgos más amplios, abandonan la universidad con altas deudas, es más fácil endeudarse y se enfrentan a más productos mientras crece la posibilidad de fraude.