Comercio

Segundo día sin pago de IVA


En el segundo de tres días sin IVA como estrategia para reactivar el comercio, LR le explica los datos clave de esta jornada

viernes, 3 de julio de 2020

Camilo Sarasti

El primer Día sin IVA del pasado 19 de junio fue un alivio para bastantes comercios y el de hoy no será la excepción, aunque espero que hayamos aprendido y evitemos ahora sí las aglomeraciones. Como consecuencia, el Gobierno Nacional recomendó a alcaldes y gobernadores que suspendan las ventas presenciales de electrodomésticos, computadores y equipos de telecomunicaciones. Ojalá los mandatarios locales sigan la sugerencia, siendo una oportunidad para que el comercio electrónico crezca aún más.

En promedio, un 110% versus un viernes normal fue el crecimiento del total de transacciones en internet el pasado 19 de junio, llegando casi al millón de transacciones al día. Esta cifra contempla todas las compras online. Si se analiza por categorías, las que estuvieron incluidas en el día sin IVA crecieron más. El valor diario de las compras por internet creció 221% frente a un viernes promedio y hubo compras por $254.000 millones, lo cual sigue siendo bajo en comparación al total de ventas, que fue de $5 billones, según la Dian.

Una penetración de compras en internet de 5% representa una oportunidad enorme para seguir creciendo el e-commerce y más ahora que las cifras de contagio siguen creciendo. Las sugerencias del Gobierno de promover el día sin IVA en canales únicamente en línea es un buen comienzo, pero se necesita que los usuarios tengan una excelente experiencia de compra y esto es responsabilidad de los retailers.

Los memes que se volvieron virales de las páginas de Alkosto y Falabella fueron geniales ¿Cómo es posible que uno tenga que hacer una fila virtual en una página web porque no aguantan el tráfico? En ciertos casos la espera fue de horas y esto es inaceptable porque tuvieron semanas para prepararse y aumentar el espacio suficiente en los servidores para soportar el triple de tráfico. Hoy en día servicios como Amazon Web Services y otros proveedores de cloud computing ofrecen soluciones donde no se debe invertir en activos, sino pagar por capacidad.

Estos retailers deben tener cuidado y trabajar en ofrecer una buena experiencia, sino van a desaparecer, así pasó en Estados Unidos con compañías como Circuit City, Borders y Sears, o en otros casos donde empresas como Macy’s perdieron más de la mitad de su valor de mercado en la última década. Tengo amigos que dicen que ciertos comercios en el país son como The Walking Dead, aunque aún no lo saben. Llegará el día en que Amazon entre completamente al país y muchos van a probar la plataforma, sin hacer filas, ahorrándose el tráfico, parqueo, servicio público y precios, entonces se olvidarán de comprar de manera tradicional y apreciarán una experiencia completa.

Para aumentar las transacciones en línea, los retailers deben aceptar pagos a través de billeteras virtuales como T-Paga, para que los no bancarizados puedan pagar en línea, son muchos los comercios que no ofrecen la opción de pago contra entrega. Davivienda ha hecho un buen trabajo con su billetera Daviplata y aunque su objetivo principal es el pago de subsidios del Gobierno, debe implementar actualizaciones que permitan a los no bancarizados comprar por internet.

Estoy de acuerdo con los tres días sin IVA y para que no aumenten los contagios es indispensable que crezcan las ventas por internet. Esto es una responsabilidad del sector privado y principalmente debe estar liderado por los retailers, sector financiero y empresas de logística para una entrega sin contratiempos de los productos. La experiencia de compra en línea en Colombia todavía es precaria en comparación con otros países, pero si los jugadores actuales no se ‘ponen las pilas’ llegarán grandes como Amazon o incluso pequeños emprendimientos disruptivos, a los modelos de negocios actuales. Lo único claro es que el e-commerce va seguir creciendo y la única duda es a qué velocidad.