.
Bolsas

Las OPA por el GEA


Las ofertas que ponen al GEA contra las cuerdas

BOLSAS Ofertas del Grupo Gilinski apuntan a las fisuras en el clan empresarial de Colombia
jueves, 16 de diciembre de 2021

La primera parte de la estrategia es persuadir a la mayoría de los inversionistas del fabricante de alimentos Nutresa para que acepten

Bloomberg

Controla el banco, el fabricante de alimentos y el cementero más grande de Colombia. Opera aeropuertos, aseguradoras y cadenas de hamburguesas. Y sus empresas constituyen la mitad del índice bursátil.

El Grupo Empresarial Antioqueno, o GEA, con sede en Medellín, se ha convertido en la asociación empresarial más grande e influyente de Colombia durante las últimas cuatro décadas. Lo ha hecho, en parte, mediante el uso de un sistema de propiedad cruzada que lo ha hecho impermeable a los forasteros que buscarían tomar el control.

Ahora, esa misma estructura amenaza con convertirse en su ruina.

Jaime Gilinski, un multimillonario bancario que ha logrado mantener un perfil bajo en el país a pesar de ser uno de sus ciudadanos más ricos, ha encontrado una grieta en la armadura corporativa de GEA: ofreciendo una prima considerable, busca comprar una participación mayoritaria en una empresa que le daría el control de grandes apuestas en los demás debido a la estructura de sujeción cruzada. Le sentaría las bases para hacer un esfuerzo para ser dueño de los tres miembros más grandes de GEA.

“Esta es, con mucho, la mayor amenaza a la que se ha enfrentado GEA”, dijo Javier Mejía, economista de la Universidad de Stanford que ha estudiado la organización. “Es la primera vez que alguien persigue a grandes partes del grupo de forma abierta. Las empresas no esperaban esto ".

La primera parte de la estrategia de Gilinski es persuadir a la mayoría de los inversionistas del fabricante de alimentos Grupo Nutresa SA para que acepten su oferta de $ 2.200 millones, o $ 7.71 por acción, antes de la fecha límite del 12 de enero. Si Gilinski tiene éxito, también se hará con el control de 13% de participación que Nutresa posee en el conglomerado financiero Grupo de Inversiones Suramericana SA, y de 9,5% que posee en Grupo Argos SA, que administra los negocios de cemento, energía, aeropuertos e infraestructura.

El segundo paso en su estrategia superó un obstáculo importante el 14 de diciembre cuando su oferta para comprar hasta 31,68% de Sura por $ 1.2 mil millones recibió la aprobación del regulador financiero de Colombia. La oferta se extiende entre el 24 de diciembre y el 11 de enero, según los detalles publicados en la edición del jueves del diario El Tiempo. Gilinski y su hijo, Gabriel, no descartaron hacer una tercera oferta, por Argos, para tomar el control de las tres empresas, según una persona con conocimiento directo de la estrategia.

Sura y Argos han dicho que no venderán sus participaciones en Nutresa a Gilinski.

Keiretsu

Las ofertas de Gilinski han provocado una reacción violenta en Medellín, donde los residentes, muchos de ellos accionistas o empleados de las empresas, son muy protectores de las empresas locales.

Los amigos comparten mensajes de WhatsApp que ensalzan las virtudes de mantener las empresas de propiedad local. Un editorial del diario El Colombiano de Medellín advirtió que podría significar el inicio del fin de un modelo de negocios “que ha sido la columna vertebral del progreso en esta región”.

El GEA se formó a fines de la década de 1970 por familias que querían proteger sus negocios de los forasteros, específicamente de personas que no eran de Medellín. En ese momento, la amenaza provenía de otras empresas colombianas que estaban en abundancia en efectivo y en una juerga de compras. Entonces, una decena de dirigentes de Antioquia, el departamento montañoso del que Medellín es la capital, unieron sus fuerzas para defender el “patrimonio industrial”.

A partir de esa alianza, comenzaron a comprar grandes participaciones en las empresas de los demás, similar a la estructura de Keiretsu empleada por los conglomerados japoneses. En las décadas de 1980 y 1990, en el apogeo del poder del cartel de la droga de Medellín, la propiedad cruzada del grupo ayudó a formar una armadura protectora que protegió a sus empresas del dinero del narcotráfico.

Las primeras versiones de GEA estuvieron dominadas por unas pocas familias, pero en las décadas posteriores esa propiedad se ha extendido a miles de descendientes que ya no comparten las mismas prioridades que los fundadores.

“Está atomizado. Ya no hay un puñado de figuras o familias ”, dijo Mejía. “Se puede rastrear parte de esto hasta los fundadores, pero ahora hay cientos de ramas de esas familias. Es muy amplio y horizontal ".

Esa dispersión en la propiedad es una de las razones por las que la oferta de Gilinski tiene muchas más posibilidades de éxito que hace unos años.

Otro factor es el mal desempeño de las empresas. En los cinco años previos a las ofertas públicas de adquisición, las acciones ordinarias de dos de los tres pilares de GEA, Argos y Sura, cayeron más de 30% en términos de moneda local, y las métricas de valoración de los tres estuvieron muy por debajo de sus pares globales. Desde que se anunció la oferta por Nutresa el 10 de noviembre, las acciones se han recuperado.

Un tercer componente que respalda la oferta de Gilinski es que tiene un estatuto bancario. Debido a que Argos y Nutresa tienen participaciones superiores al 10% en Sura, que es una institución financiera, cualquier comprador potencial de cualquiera de las empresas necesitaría la aprobación de los reguladores bancarios. En el caso de Gilinski, no lo necesita debido a que es propietario del Banco GNB Sudameris SA, el séptimo banco más grande del país .

Gilinski, un colombiano de tercera generación de 64 años descendiente de una familia de emprendedores lituanos, apuesta a que las primas que ofrece, 38% para Nutresa y 27% para Sura, serán suficientes para persuadir a inversionistas y administradoras de fondos de pensiones. vender. Para financiar las transacciones, se ha asociado con el vehículo de inversión de la familia real de Abu Dhabi, Royal Group, como socio de capital, y First Abu Dhabi Bank para préstamos.

Bajo la estructura que está considerando, Royal Group y Gilinski usarán su propio dinero para al menos 30% de la oferta de Nutresa, y el saldo provendrá de préstamos a largo plazo al multimillonario que se pagaría a través de la participación de Gilinski en los dividendos de la compañía. según la persona familiarizada con la estrategia, quien pidió no ser identificada discutiendo información privada. El financiamiento para la oferta de Sura estaría estructurado de manera similar, excepto que Royal Group no contribuiría con capital.

En cuanto a GEA, está claro que su estructura de propiedad cruzada ahora trabaja en contra de sus propios intereses, según Javier Serrano, profesor de finanzas en la Universidad de Los Andes, con sede en Bogotá.

“Se ha convertido en un talón de Aquiles”, dijo Serrano. "Si no fuera Gilinski, algún otro fondo extranjero habría aparecido para amenazar su control".

MÁS DE OPA POR NUTRESA

Bolsas 20/12/2021 La Bolsa de Valores de Colombia cae 1,55% con Bancolombia liderando las pérdidas

A esta acción le sigue la preferencial de la misma entidad financiera con un retroceso de 2,68%, seguida por Ecopetrol, con -2,46%

Bolsas 05/01/2022 Acalorada discusión en asambleas de Argos y Nutresa para decidir sobre OPA por Sura

Sebastián Gaviria, representante de la accionista Manuela Chávarro, aseguró que no se está dando información suficiente sobre la OPA

Bolsas 22/11/2021 Grupo Argos se une a la solicitud de publicación del cuadernillo de la OPA por Nutresa

El próximo lunes 29 de noviembre se tiene previsto que se publique, fecha en la que inicia el periodo de aceptaciones de la OPA

MÁS OPA POR NUTRESA