Industria

Emprendimiento


Pese a la falta de financiación, cada vez son más los colombianos que deciden emprender su propio negocio. LR presenta un informe sobre las unidades de emprendimiento de las universidades, los grandes grupos empresariales, las opciones para obtener recursos y el papel de las cámaras de comercio.

Otras entidades como iNNpulsa ha invertido $27.132 millones a través de sus diferentes programas, con beneficios para 2.288 emprendedores.

Andrés Octavio Cardona - acardona@larepublica.com.co

Ante la falta de un capital consolidado o la posibilidad de acceder a préstamos de sumas cuantiosas por medio de las entidades bancarias, la inversión en etapas tempranas es uno de los principales problemas para las startups que inician en Colombia Ante la falta de un capital consolidado o la posibilidad de acceder a préstamos de sumas cuantiosas por medio de las entidades bancarias, la inversión en etapas tempranas es uno de los principales problemas para las startups que inician en Colombia.

Con este panorama, surgen figuras como los ángeles inversionistas, capital semilla, fondos de capital emprendedor, crowdfunding o las aceleradoras privadas como alternativas para las personas que inician con una startup, con el propósito de materializar la idea de hacer empresa y generar réditos a partir de ella.

Incluso, junto con los fondos propios, muchos emprendedores se decantan por la financiación procedente de las conocidas 3F (familiares, amigos y ‘locos’, por sus siglas en inglés).

Entidades gubernamentales como iNNpulsa con recursos por $27.132 millones a través de sus diferentes programas que han beneficiado a 2.288 emprendedores en el primer semestre del año son algunos de los principales promotores, “opciones que requieren mayor difusión para su aprovechamiento, sobre todo en las regiones más apartadas”, indicó Marcos García, economista de la Universidad de Antioquia.

Además de este apoyo de organizaciones oficiales, modelos de inversión ángel, entre $100 millones y $1.500 millones, inyectan recursos en  busca de proyectos de alto potencial emergente, “por lo que también representan una opción a tener en cuenta para los emprendedores”, agregó García.