Hacienda

Elecciones en Estados Unidos 2020


Conozca todos los detalles de la contienda electoral entre Donald Trump y Joe Biden

martes, 3 de noviembre de 2020

Hay temas concretos y sensibles como es la estrategia que se diseñe con México, la crisis humanitaria de Venezuela, las relaciones con Cuba

Andrea Bernal

Los latinoamericanos no votamos en las elecciones de Estados Unidos y como se dice popularmente, no tenemos voz ni voto, además América Latina no es prioridad en la agenda del motor de la economía mundial, pero las elecciones presidenciales de hoy cobran importancia para nuestra región y tienen varios temas en juego que deben llamar nuestra atención.

Empecemos por lo político que sigue sin aparecer e involucrará a la región más allá de metas a corto plazo; claramente hay temas concretos y sensibles como es la estrategia que se diseñe con México, la crisis humanitaria de Venezuela, las relaciones con Cuba, la migración de Centroamérica y sin duda el tema de seguridad y lucha contra el narcotráfico en países como Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia. Además, hay una creciente preocupación por el norte político de Colombia, Chile y Brasil, países que son para Estados Unidos los pivotes en la región para consolidar la democracia y el libre mercado, con todos sus bemoles; se da por descontado que a Estados Unidos le interesa preservar y proteger el status quo.

Dicho de otra manera, Estados Unidos debe hacer presencia para que lo tengan en cuenta en las decisiones. George W. Bush, por ejemplo, visitó la región 18 veces para afinar las relaciones; mientras que Barack Obama viajó 15. En su primer cuatrienio, Trump no ha realizado ninguna gira por la región: su única visita fue a una cumbre del G-20 en Buenos Aires. Quizá el asunto de Venezuela es la papa cliente en la zona. Trump apoyó a Juan Guaidó e incrementó la presión al chavismo vía sanciones y para algunos “amagó” con una invasión militar para acabar con el gobierno de Nicolás Maduro.

¿Qué sucederá si Trump es reelecto? ¿Pasará de palabras y sanciones a acciones? Y en caso que Biden sea el elegido ¿cuál será la mirada demócrata hacia Venezuela y su régimen? A ninguno de los dos les interesa que Venezuela siga siendo un desafío político y un refugio seguro para narcotraficantes. Estas elecciones presidenciales podrían marcar el futuro del régimen madurista.

Cuba sigue siendo Cuba pese al tímido acercamiento con Estados Unidos durante el gobierno de Barack Obama, pero Trump puso en pausa esa relación cuando llegó a la presidencia y esto no puede ser así indefinidamente. Podríamos decir que la isla sigue siendo la gran incógnita en un futuro gobierno demócrata o republicano.

Es verdad que la región ha ido perdiendo peso en la política exterior estadounidense, pero sigue siendo clave en temas de seguridad y lucha contra el narcotráfico. Su primer objetivo fue y sigue siendo en la región: la seguridad. El Salvador, Costa Rica, Colombia, Chile y especialmente Brasil son los países donde tiene mayor presencia militar. Esa cooperación siempre ha sido bipartidista y aunque un sector de los demócratas pide explicaciones lógicas sobre el uso de esos recursos en la región, sea Biden o sea Trump la estrategia no va a cambiar en América Latina, mientras que Washington no asuma realmente su corresponsabilidad para luchar contra el narcotráfico.

Como colofón: Venezuela sigue siendo una de las piezas centrales para Estados Unidos y la región no puede ser ajena. Así las cosas, no será para los latinoamericanos un simple titular el ganador de las elecciones en Estados Unidos, nunca lo ha sido, y ahora menos en una pandemia globalizada y con una región covulsa por protestas sociales.

*Analista de política internacional