Hacienda

Elecciones en Estados Unidos 2020


Conozca todos los detalles de la contienda electoral entre Donald Trump y Joe Biden

El demócrata es el presidente de Estados Unidos más longevo de su historia, pues al asumir el cargo tendría 78 años

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Luego de ser vicepresidente de los Estados Unidos de 2009 a 2017, senador de Delaware entre 1973 y 2009, y dos intentos fallidos de buscar la nominación demócrata para la presidencia en 1988 y 2008, Joe Biden es el presidente número 46 de los Estados Unidos, tras medio siglo de experiencia en la vida política.

Biden llega a la Casa Blanca imponiendo dos récords. El primero es que superó los votos de Barack Obama. Según el recuento de The Associated Pres, Biden logró hasta el momento 74,8 millones de votos, sobrepasando los 69,4 millones de Obama. El segundo logro sería ser el presidente de Estados Unidos más longevo de su historia.

Precisamente, sus 50 años en la vida pública son usados por Biden como una carta a su favor en tiempos de incertidumbre por la pandemia del coronavirus. En los debates manifestó que las riendas del país no pueden estar en manos de alguien que no esté preparado, aludiendo a la poca trayectoria de Trump antes de ser presidente. Estados Unidos es el país con más casos registrados que ya ascienden a 9,5 millones y las muertes superan las 234.000 personas.

Otro logro de Biden fue cambiar la forma en que se ve el vicepresidente del país. Si bien el cargo es un apoyo para el presidente y su reemplazo en caso de que no pueda ejercer sus funciones, el segundo al mando ya se ve como una plataforma para llegar a ser el primero.

Esto representa una buena oportunidad para la fórmula vicepresidencial de Biden, Kamala Harris, que ha tenido gran protagonismo en estas elecciones y si se desempeña bien en el cargo, puede buscar la nominación para presidente del partido Demócrata.

Ahora bien, conocer los antecedentes de Biden en 50 años de carrera es clave para entender su campaña y lo que hará en la Casa Blanca. Biden nació en Scranton, una ciudad del noroeste de Pensilvania, en una familia de origen irlandés católica, pero con pocos años se mudó a Delaware, donde más tarde estudió historia y ciencias políticas en la universidad del estado. También recibió su grado en Derecho de la Universidad de Syracuse, en el estado de Nueva York.

Pese a haber apoyado como senador en materia de política internacional años antes la guerra contra Irak, en su papel como vicepresidente este veterano político recomendó a Obama no intervenir en Libia y apoyó la idea de retirar a las tropas estadounidenses de Afganistán.

La historia personal del demócrata está marcada por el accidente de tráfico automovilístico en el que murieron su mujer y su hija cuando él apenas tenía 30 años y se desempeñaba como senador. A pesar de que logró recomponer su vida, años más tarde, en 2015, su hijo mayor, Beau, murió a los 46 años debido a un cáncer de cerebro.

Durante el conteo de votos, Biden también dejó ver un lado más conciliador y tranquilo que el de su contrincante. A través de su cuenta de Twitter dijo que “para progresar, tenemos que dejar de tratar a nuestros oponentes como enemigos. No somos enemigos”. Ha respaldado las instituciones y los medios de comunicación, atacados en varias ocasiones por Trump llamándolos “fábricas de Fake News”.

“Biden tiene en mente bajar el tono a la guerra comercial con China. Tampoco intentará afectar la relación del país asiático con otros. Si va a ejercer presión, pero nada extremo como Trump”, dijo Jeffrey Sachs economista y docente en un evento empresarial en Barranquilla.

Además de la urgente necesidad de parar el covid, Biden tiene retos en materia social y económica. El desempleo está en niveles históricos y las protestas por discriminación racial han sido una constante.

En la presidencia, sin duda, Biden enfrentará un mundo muy diferente al que tuvo en su mandato vicepresidencial hace cuatros años y deberá tomar acciones que quizá no planteó en campaña.