Industria

El poder del Caribe


Informe de la potencialidad de las 300 empresas más grandes de Bolívar y el Atlántico y cómo se está transformando la industria de la energías renovables y el turismo. Además reporte de avance de los escenarios de los juegos Centroamericanos.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Las obras en el Puente Pumarejo esperan concluirse totalmente en mayo de 2018.

Andrés Octavio Cardona - acardona@larepublica.com.co

La consolidación del progreso económico y social de una ciudad depende en gran medida del desarrollo de su infraestructura, que impacta de manera directa en múltiples sectores productivos por el incremento que puede verse favorecido en inversión local e internacional.

Así lo ha entendido Barranquilla, que con el avance en las construcciones de dos obras referentes como el Gran Malecón y el Puente Pumarejo eleva la competitividad y la transformación de la capital del Atlántico a un nuevo nivel.

Con una vista privilegiada sobre el río Magdalena, el nuevo Gran Malecón frente a Puerta de Oro Centro de Eventos, se impone como uno de los espacios con mayor dinamismo turístico y comercial para Barranquilla a futuro, luego de una inversión de $45.739 millones en la unidad funcional uno; y de $110.000 millones en la unidad funcional dos que se unirán con los tramos tres y cuatro. Esta extensión tendrá una inversión adicional de $154.000 millones en un área de 100.000 metros cuadrados, en los que se sembrarán cerca de 400 árboles y que conectará con la primera etapa de la Avenida del Río.

En la inauguración de los tramos finales del Gran Malecón, Alejandro Char, alcalde de Barranquilla, señaló que “esta es una obra de ingeniería importante. Es renovación urbana, ya que vamos a impactar 400 hectáreas”, afirmó el mandatario, quien añadió “esta es una transformación que va a traer mucha inversión y mucha calidad de vida a nuestra ciudad”.

Por su parte Carlos Acosta, gerente de Desarrollo de Ciudad, expresó que “los orígenes de Barranquilla están unidos al río Magdalena y durante muchas décadas la ciudad le dio la espalda a nuestra principal arteria fluvial. Ahora, estamos volviendo nuestra mirada al río, como lo hacen las grandes ciudades del mundo”.

A su vez, otra obra que despierta expectativa por lo que representará su interconectividad para la región Caribe, es el nuevo puente Pumarejo que con una inversión de $614.935 millones y un avance cercano al 40% en la actualidad, prevé su entrega final para mayo de 2018. Contará con 38,1 metros de ancho, tres carriles en cada sentido, más un carril central peatonal, una obra que pertenece a los nuevos proyectos viales 4G y que conectará a Barranquilla con Santa Marta, mejorando el tránsito entre ambas ciudades.

Para Julián Vásquez, gerente general de Ultracem, empresa que suministra materiales y participa así en la construcción del puente Pumarejo, este proyecto, “representa un alto reto empresarial y desde 2015 ha sido asumido como un gran desafío para la colocación de todos los concretos de esta megaobra de ingeniería en el norte de Colombia”.

Así, la ciudad materializa con resultados reales su avance en infraestructura, con el propósito de consolidar su liderazgo en la región Caribe.