Laboral

Colombia alcanzó un dato histórico en desempleo


Más de 5,3 millones de personas en el país perdieron sus ocupaciones en abril por la pandemia

Las personas que continuaron trabajando en abril lo hicieron con menos intensidad horaria según datos del Dane

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

La jornada ordinaria máxima de trabajo por ley en Colombia es de 48 horas semanales, de lunes a sábado, con un horario que empieza a las 8:00 a.m., y finaliza a las 6:00 p.m.


Sin embargo, debido a la situación que afronta el país por cuenta del covid-19, en el mes de abril, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), más de 5,3 millones de personas perdieron sus ocupaciones y las que continuaron trabajando, lo hicieron con menos intensidad horaria.

Según el reporte, de las 16.525.000 personas ocupadas, 48,5% solo trabajaron hasta 20 horas a la semana, mientras que en abril de 2019, los empleados que lo hacían en ese lapso eran 18,9% de los ocupados.

Entre tanto, la población ocupada que trabajaba hasta 20 horas a la semana en abril de 2018, fue de solo 13,3% de los empleados y en abril de 2017, 19,6%.

Así mismo, el informe del Dane indicó que las personas que trabajaban entre 21 y 40 horas semanales pasaron de 32,4% en abril de 2019, a 21,2% en abril de 2020.

Por su parte, la población ocupada que trabajó más de 40 horas en el cuarto mes del año fue solo 30,3% del total de personas que mantuvieron su empleo, mientras que en abril del año pasado, los empleados que laboraban con esta intensidad horaria era 48,7% del total.

Lo anterior se explica, según Laura Cristancho, docente de economía del Politécnico Grancolombiano, por las medidas implementadas por las empresas en medio de la crisis.

“Debido a la emergencia sanitaria, las empresas han adoptado diferentes estrategias con el fin de adaptarse a la contingencia para proteger el trabajo y la actividad productiva, dentro de las que se destacan la flexibilización de horas de trabajo, el uso de vacaciones y el teletrabajo, el cual se perfila como una oportunidad para mantener la productividad en épocas de crisis”, dijo la académica.