Comercio

El año de la recuperación del consumo


El anuario Ripe recoge las tendencias de consumo para 2018 de los países de la región.

lunes, 18 de diciembre de 2017

Entre enero y septiembre, la confianza al consumidor mejoró y las expectativas también

Jhon Guzmán Pinilla - jguzman@larepublica.com.co

Las economías de la región no tuvieron el mejor desempeño económico en 2017 y esto se vio reflejado en la variación del Producto Interno Bruto (PIB) de cada uno de los países, que ha sido inferior a 3% a lo largo de los trimestres en 2017, y en que el consumo ha estado restringido. Sin embargo, la buena noticia es que este componente de la economía empieza a recuperarse para final de año.

El análisis de Consumer Insights que realizó en el tercer trimestre Kantar Worldpanel detalló que el consumo masivo creció 1% respecto al mismo periodo de 2016, luego de ocho trimestres de contracción. “El consumo masivo estaría iniciando un proceso de recuperación, de consolidarse la mejoría de septiembre, mejor mes del año con un crecimiento de 4% interanual, esperamos un último trimestre del año positivo; con lo cual, el año cerraría con una contracción de 0,5% respecto a 2016”, afirmó Federico Filipponi, director comercial de Kantar Worldpanel.

Y es que la firma de investigación de consumo destacó que, a pesar de que las cifras en 2017 no son las deseables, hay un mejor panorama. Por ejemplo, alimentos, cuidado del hogar, cuidado personal y bebidas sin alcohol tienen mejores cifras que hace un año. Los lácteos y los productos refrigerados congelados, aunque permanecen en negativo, tienen una mejoría. Y el único rubro que desmejoró es infusiones, aunque no cayó a terreno negativo entre julio y septiembre de 2017.

El documento de Kantar estableció que este cambio de tendencia se explica porque hay un menor ajuste en el tamaño de las compras y viajes por parte de las familias, “así 71% de las categorías registró una compra por acto mayor en comparación con el tercer trimestre de 2016”. Además, en cuanto a niveles socioeconómicos todos están mostrando señales positivas, aunque el mayor aporte lo sigue haciendo la base de la pirámide, es decir, el mayor grupo de los consumidores.

LOS CONTRASTES

  • Adolfo MeiselCodirector del Banco de la República

    “El panorama económico regional ha sido complejo. En Colombia, la reforma tributaria generó una disminución en el consumo”.

Uno de los aspectos que generó una mejoría en el consumo de la región fue la disminución de los precios. En un contexto donde los hogares continúan “hipersensibles a los precios”, según Kantar, la desaceleración de los mismos fue clave para detallar una recuperación.

Para Filipponi, las 10 marcas que más hogares sumaron este año respecto al anterior lo hicieron gracias a un ajuste en su precio relativo dentro de la categoría donde compiten.

“Así, entre las que más hogares sumaron, 60% es de marcas locales, 50% pertenece al sector alimentos y 50% a segundas marcas”, puntualizó el director de Kantar Worldpanel.

Ahora bien, al detallar las cifras de confianza al consumidor, Nielsen estableció que se mantuvo estable en América Latina, con una puntuación de 85 sobre 100, oscilando entre un máximo de 97 en Perú y un mínimo de 58 en Venezuela.

Específicamente, la confianza aumentó en seis de siete mercados de la región. Por un lado, en Colombia se registró un incremento en la confianza de los consumidores, con una cifra de siete puntos a 97 con respecto al cuarto trimestre de 2016. Luego sigue Argentina (aumentó de seis puntos a una puntuación de 81) y Chile (subió de tres puntos a una puntuación de 81).

Entre tanto, la confianza mejoró en Perú (97), Venezuela (58) y México (87) por lo menos un punto, según Nielsen. Algunas de las justificaciones de este mejor panorama en el consumo regional tiene que ver con que más de la mitad de los encuestados latinoamericanos (57%) sintieron que sus finanzas personales serían buenas o excelentes en los próximos 12 meses.

Además, los encuestados también expresaron mayor optimismo con relación a las intenciones de compra; la proporción de aquellos que creían que es un buen momento para comprar aumentó dos puntos porcentuales a 34% en el segundo trimestre de 2017. Mientras que el optimismo sobre las perspectivas laborales se mantuvo estable en 26%, versus el cuarto trimestre de 2016.

Adolfo Meisel, codirector del Banco de la República, señaló que sin duda hay un panorama complejo que se está superando. También dijo que los últimos datos indicaron que “el aumento del consumo final del Gobierno Nacional tuvo un repunte de 3,9%, lo que dinamiza el desempeño económico y el consumo de los hogares se recuperó levemente con 1,7%”.

Vale la pena recordar que el índice de confianza al consumidor, que mide Fedesarrollo en Colombia, reveló que 2017 fue uno de los años más negativos. En enero de este año la cifra fue la más baja de toda la serie desde 2001 con -30,2%. Ahora, con los datos de octubre, se puede reflejar una recuperación, aunque el índice todavía está en rojo con -10,6%.

Finalmente, Paolo Giordano, economista principal del sector de integración y comercio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sostuvo que desde la parte de comercio en las economías, “la región enfrenta un escenario comercial sustancialmente menos propicio que el que prevaleció antes de la crisis”. En el Anuario de la Red Iberoamericana de Periodismo Económico (Ripe) de este año describimos cómo fue el comportamiento del consumo en la región y en España, en un año previo a lo que parece ser un periodo de crecimiento económico en América Latina.