La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

Con un crecimiento en ventas que posiciona al país en segundo lugar en la región después de México, Colombia se consolida como uno de los mercados más importantes para la compañía sueca de cosméticos Oriflame, según explicó el vicepresidente de la firma Sergei Kanashi.

A pesar de que la marca tiene presencia en el país azteca hace 31 años y en Colombia apenas 16, Oriflame se ha convertido en un fuerte competidor para empresas como Nivea, L’Bel o Natura.
 
De hecho, esta compañía es la número uno en su sector en el continente europeo. A nivel global, según cifras del cierre de 2012, Oriflame vendió más de  € 1,5 billones a través de 3,5 millones de consultores. Y en América Latina vendió más de € 100 millones.
 
Para Sergei Kanashi, quien también es el director para América Latina, la posición de Oriflame en Colombia “es muy fuerte”. Además, prevé que el país continuará en los primeros lugares del ranking de los 10 mercados en los que tiene presencia la firma en la región.
 
Si bien al ser una compañía pública no se conocen cifras exactas del crecimiento, se sabe que mientras México mostró un récord de 30% en ventas, la variación de Colombia fue de dos dígitos.
 
“La dinámica en ambos países es muy alta y Colombia tiene un gran potencial que se explica en el hecho de que es una cultura que le da importancia y valor a trabajar fuertemente”, manifestó el vicepresidente.
 
Kanashi también aseveró que sigue siendo un reto llevar a sus clientes y posibles clientes el mensaje de qué atributos los hacen diferentes frente a la competencia.
 
Bajo esas razones Oriflame mantiene su política de entregar a cada país lo mejor de sus productos “para hacer a las mujeres más bonitas”, pero también para dar a las personas “una oportunidad de alcanzar sus sueños a través de nuestro sistema de trabajo que se propone motivar a los consultores a crear su propia empresa, a tener una franquicia. No vendemos cosméticos, sino que damos la oportunidad de crear negocio”, aseguró Kanashi.
 
Es por ello que las ventas por canales intermedios como almacenes o suministro a grandes superficies están descartadas.
 
“Nuestro consumidor llega a través del consultor, se crea un vínculo de confianza y es algo que queremos mantener. Además es un canal que crece más rápido”, explicó Sergei Kanashi. Sin embargo, también es posible comprar vía online.
 
Dicha estructura piramidal facilita un efecto “bola de nieve” tanto en el mercado como en la difusión de la capacitación al personal.
 
Esta semana además de su estancia en Bogotá Sergei Kanashi planea visitar Medellín y Cali.