El rector de la entidad eductaiva afirmó que en ese mismo plazo realizará una inversión de hasta US$30 millones en tecnología

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

La transformación digital no solo ha hecho que las empresas se adapten al trabajo por medios digitales, sino que ha puesto un gran reto para que las universidades se transformen y respondan a las nuevas necesidades del mercado. Harold Castilla Devoz, rector de la Corporación Universitaria Uniminuto, afirmó que tienen 45 programas en gestión con el Ministerio de Educación, por lo que esperan, en cinco años, alcanzar 150 programas, además de 150.000 estudiantes.

¿Cuánto se redujeron las matrículas este semestre?

La pandemia ha puesto sobre la mesa las falencias de las universidades, las familias y los estudiantes. Evidentemente hemos tenido una contracción en las matrículas, pero hemos logrado un porcentaje importante en la inscripción de estudiantes continuos, alcanzando 93%, un logro significativo.

Asimismo, hemos hecho un esfuerzo para mantener las matrículas de los estudiantes nuevos, y hemos llegado a 63% en el segundo semestre.

Tenemos el reto de entender cómo atraer a los estudiantes y efectivamente debemos hacer cambios en los modelos educativos, con la incorporación de los recursos de la tecnología.

LOS CONTRASTES

  • Jaime AriasRector de la Universidad Central

    “No solo se trata de adquirir tecnología, detrás de eso debe haber un proceso de apropiación tecnológica que permita desarrollar realmente la educación virtual”.

¿Cuáles fueron las carreras más afectadas?

Las más afectadas fueron las técnicas y tecnológicas, los programas profesionales universitarios realmente creo que ha estado bien la propuesta, porque hay un mayor interés.

Aún así, creo que debemos apostarle mucho más a las técnicas y tecnológicas porque somos un país regional, más territorial.

¿Qué alivios han brindado a los estudiantes y cómo los ha afectado esto?

Nuestro enfoque como entidad de educación superior es dar acceso a la educación a todo mundo y por eso ofrecimos subsidios a las matrículas de nuestros estudiantes que iban desde 5% hasta 25%. Esto se complementó con las becas socioeconómicas y académicas que responden a la necesidad de cada estudiante.

El Consejo de Fundadores generó un Fondo de solidaridad para brindar alivios financieros de 15% o 20% del valor de la matrícula.

¿Cuánto significaron estos alivios para la universidad?

El Fondo solidario contó con cerca de $4.500 millones. Estos gastos extra representaron un esfuerzo para la universidad, pues tuvimos que adecuarnos en costos y gastos, sin perder el propósito de la calidad y el proceso educativo, pues el presupuesto 2020 frente al presupuesto covid tiene bastantes diferencias.

¿El Gobierno debería seguir invirtiendo en programas como Generación E?

La política pública ha ayudado bastante, pues ha habido una perspectiva seria en el manejo de la situación no solo desde el punto de vista financiero, sino desde lo que ha significado el modelo de alternancia, junto con las acciones realizadas en función a que la educación superior, y en general todos los niveles de la educación sigan vivos. Las entidades privadas han realizado un gran esfuerzo y ahora es tarea del gobierno poner de su parte para que se reactive la dinámica económica del país.

¿Cómo se ve el modelo de educación en un futuro?

En el futuro de la educación hay que tener en cuenta tres premisas. La primera es la salud de los estudiantes, profesores, colaboradores y demás miembros de la institución.

La segunda es la calidad del proyecto educativo, pues no podemos perder la calidad de nuestros programas. La tercera es la sostenibilidad financiera de la institución; debemos entender cómo es el modelo de alternancia, cómo ayuda a que las instituciones sean sostenibles no solo ahora, sino a largo plazo.

¿Han pensando en transformar los programas que ofrecen?

Tenemos más de 100 registros calificados, y estamos haciendo un análisis de qué es lo que debemos cambiar para responder a la nueva realidad. Ahora tenemos 45 programas en gestión con el Ministerio de Educación y esperamos que en cinco años podamos ofrecer 150 programas.

¿Cuánto invertirán el próximo año en la universidad?

Tenemos un plan de desarrollo para los próximos cinco años, que busca generar una apropiación tecnológica, en los que esperamos invertir entre US$25 millones o US$30 millones. En este mismo plazo esperamos pasar de 102.000 estudiantes que tenemos ahora, a 140.000 o 150.000.

EL PERFIL

El Padre Harold Castilla Devoz es sacerdote Eudista, doctor en Educación del Nova Southeastern University de Estados Unidos. Tiene estudios en Filosofía en el Seminario Mayor Juan XXIII y en la Universidad Santo Tomás. Estudió teología en la Universidad Javeriana; literatura y ciencias sociales; es especialista en ética social y doctrina social de la iglesia de la Universidad Gregoriana de Roma.

Se ha formado en alta gerencia y participó en el programa de presidentes de la Universidad de Los Andes. Desde abril de 2017, es Rector General del sistema universitario Uniminuto y ratificado para el periodo (2020-2023).