En el Congreso Empresarial de la Andi se discutieron las nuevas habilidades que deben tener los trabajadores y el rol de las empresasción y adaptabilidad

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

La pandemia y las medidas de aislamiento para controlarla han traído un deterioro sin precedentes del mercado laboral. En el caso de Colombia, la tasa de desempleo llegó a 21,4% en mayo, una cifra histórica en el país y que todavía genera preocupación aunque en junio bajó a 19,8%.

Ante este panorama, el Gobierno se prepara para la apertura de la economía a partir del 1 de septiembre con la finalización de la cuarentena, lo que representa un reto aún mayor en materia de salud y autocuidado, así como en términos de responsabilidad de las empresas para cumplir los protocolos de bioseguridad. Estos desafíos fueron discutidos por expertos y representantes del Gobierno en el 5° Congreso Empresarial Colombiano y la Asamblea Nacional número 76 de la Andi .

De acuerdo con Stefano Scarpetta, director general de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la Ocde, la primera ola de covid-19 hizo que 31 millones de empleos se perdieran en el mundo. Si hubiera un rebrote, se espera que ese número llegue a 53 millones de puestos. El experto señaló que todos los esfuerzos que se habían hecho en la última década en materia laboral se destruyeron en el primer trimestre de 2020.

Para el director de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder, la pérdida de empleos ha golpeado en mayor medida a las poblaciones más vulnerables: jóvenes, mujeres, trabajadores informales e independientes. Por esto, dice que debe ser una prioridad de los gobiernos “saber cómo sustentar los costos económicos sustanciales que conllevan los apoyos a las empresas”.

La “nueva normalidad” también aceleró la forma en la que se trabaja. Roberto Suárez, secretario de la OIE, señaló que en América Latina hay seis millones de personas trabajando desde casa y 96% de las empresas utilizaron el teletrabajo para hacerle frente a la pandemia. Por esto, el rendimiento de sus empleados, que ya no debe ser centrado en un horario diario, sino en función de sus resultados individuales y empresariales.

La pandemia también aceleró la adopción de tecnología en las empresas, pero, según Mónica Flores, presidenta de ManpowerGroup Latam, la escasez de mano de obra capacitada en programación o en habilidad virtuales es y será un gran problema. Flores expresó que el avance es tan rápido que 65% de los trabajos que tendrá la generación Z aún no existen. Además, para 2030, 80% de los empleos que actualmente son de mayor demanda desaparecerán y serán reemplazados por carreras Stem (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

La capacitación de las empresas y la educación serán clave para enfrentar este reto. Para Ricardo Hausmann, profesor de Economía del Desarrollo del Kennedy School of Government, la recuperación de las economías y el empleo no se dará al 100% sin una vacuna, por lo que Colombia debe tener una estrategia clara para adquirirla.

“La salud es el cimiento del desarrollo, de la estabilidad social”
Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial para la Salud (OMS), expresó en su conferencia que el sector privado juega un papel vital en la recuperación y que la adaptación de la producción para la “nueva normalidad es clave”. Agregó que la salud es la base del desarrollo social y la estabilidad económica. Las inversiones deben ir dirigidas a garantizar mínimos de cuidado y bienestar de los trabajadores. Entre ellas, la vacuna.

Mujeres, jóvenes e informales son los más afectados por la pandemia
Según Stefano Scarpetta, director general de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la Ocde, la pérdida de empleos ha acentuando las inequidades de la población más vulnerable: la juventud, las mujeres, los trabajadores informales e independientes, por lo que los países deben buscar una recuperación que genere una economía más resiliente y mercados laborales más justos. La recuperación de la recesión será más lenta que en 2008.

Debe haber cooperación internacional para la recuperación
El director de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder, dijo que un gran reto que tienen los países es mejorar la cooperación internacional, que cobra gran relevancia, sobre todo en este momento, si se tiene en cuenta que muchas vacunas se están desarrollando. El desafío es compartir información y experiencias entre países, así como desarrollar programas de colaboración entre naciones emergentes.

“Todas las opciones están en el tapete” para una reforma laboral
El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, dijo que las primeras recomendaciones de la Misión del Empleo para diseñar una posible reforma laboral se conocerían durante el segundo semestre. “Todas las opciones están en el tapete”, dijo el ministro frente a las posibles decisiones que se podrían tomar. Mejorar el empleo en el agro y bajar la informalidad son temas claves. También dijo que unificarán en una propuesta el teletrabajo.