La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Expansión - Madrid

Twitter lleva buscando nuevo CEO desde hace tres meses, tras la salida de Dick Costolo. Fue entonces cuando Dorsey asumió las riendas del grupo de manera temporal.

Su nombramiento implica que dejará el puesto de presidente pero, en cambio, seguirá siendo CEO de la empresa de pagos a través del móvil Square, que prepara su salida a Bolsa. Esa duplicidad era uno de los obstáculos para su elección como responsable de Twitter, ya que el comité encargado de buscar CEO quería alguien con dedicación exclusiva. Parece, sin embargo, que no se han encontrado candidatos más idóneos que Dorsey. Entre ellos, se han barajado nombres como el ex consejero delegado de Yahoo!, Ross Levinshon; o el fundador de Instagram, Kevin Systrom.

Dorsey se enfrenta al reto de elevar el número de usuarios de Twitter. Su plan podría incluir medidas revolucionarias, como permitir escribir tuits por encima de los 140 caracteres, uno de los sellos que distinguen a la red social. El ejecutivo de 38 años también podría introducir cambios en la presentación de los tuits según el orden cronológico, otro de sus rasgos de identidad, frente a las noticias clasificadas algorítmicamente de Facebook.

La compañía está sufriendo en Bolsa sus dificultades para elevar la audiencia. Las acciones de Twitter han caído un 50% desde abril y rondan los US$26 con los que salió al mercado en un estreno que fue entonces uno de los más exitosos de la historia.

Twitter anunció una media de 316 millones de usuarios activos mensuales entre abril y junio, apenas un 15% más que el año anterior y solo ligeramente por encima de los 308 millones que registró entre enero y marzo.