• Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Con una planta en 80% de su capacidad por el incendio que afectó principalmente la bodega de almacenamiento de materias primas en noviembre pasado, la firma Busscar de Colombia tiene enfiladas las baterías para cumplir con los compromisos en el mercado nacional y con clientes en el exterior, a donde empezó a llegar con sus buses.

La semana pasada salieron de Pereira, donde tiene la planta de producción, 19 vehículos tipo padrones (similares a los que ruedan en Transmilenio en Bogotá) con rumbo a Surinam, antigua Guayana Holandesa. El presidente de la firma, especializada en la fabricación de carrocerías para buses de transporte intermunicipal, urbano y masivo, Roberto Gálvez, señaló que están cumpliendo con compromisos de ventas establecidas el año pasado y que se habían atrasado ante la contingencia del incendio. Esto se suma a unas exportaciones que la compañía tiene pendientes para Venezuela. Pero la meta, agregó, es cumplir con los compromisos en el mercado nacional, entre ellos con Transmilenio para el sistema integrado de transporte y con operadores de Metro de Medellín.

“Con esta emergencia que tuvimos estamos dándole prioridad al mercado interno. Todavía hay problemas con proveedores que salieron a vacaciones y estamos trabajando con ellos para que se establezca el flujo de materias primas que nos permita normalizar la producción de la planta”, agregó.

Busscar tiene capacidad para fabricar 12 buses diarios y hoy está en un promedio de ocho. En la conflagración se afectaron materias primas por un valor de $13.800 millones.

“Esperamos en unos 20 días tener la planta en 100% y se está trabajando para minimizar los tiempos de entrega que se afectaron con el incendio. Estamos contratando 250 personas para acelerar los procesos productivos”, indicó el empresario. La meta que tiene Gálvez es entregar en los próximos tres meses entre 600 y 700 unidades a los clientes con compromisos ya hechos y minimizar los atrasos. “Hemos tenido la comprensión y apoyo de los clientes. A hoy ninguno de ellos ha tomado la decisión de disolver o anular algún pedido”, reiteró. Gálvez señaló que una vez regularizados la producción y los pedidos, Busscar de Colombia, seguirá consolidando el plan de exportación que lo inició con las ventas a Surinam y Venezuela. El objetivo de la firma a 2016 es exportar el 50% de lo que produce.