Según el gerente general de este establecimiento, el covid-19, se convirtió en la razón principal para no renovar la franquicia en la ciudad

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

Desde ayer, los empresarios de la industria gastronómica cuentan con la autorización oficial (decreto 749 del 28 de mayo) para iniciar la etapa de “compra para llevar”. Según cálculos de Acodres, esta iniciativa podría ayudar a que las ventas se incrementaran a 24%. Este salvavidas, sin embargo, no alcanza para Hard Rock Cafe Bogotá, establecimiento que después de 20 años de operación en la capital, cerrará sus puertas el 30 de junio ante la difícil situación económica que atraviesa el gremio restaurantero.

“Este año se nos vence la renovación de la franquicia y dadas las circunstancias de la economía actual, no se ha encontrado viable en este momento renovarla, siendo así, estaríamos terminando nuestra operación en Bogotá el próximo 30 de junio por vencimiento”, dijo Alberto Muñoz, gerente del Hard Rock Cafe Bogotá.

Adicionalmente, Muñoz dijo que el cierre de este establecimiento se da porque hay una gran incertidumbre sobre qué va a pasar con el sector de los bares, ya que ellos también prestan este servicio. “No tenemos mecanismos ni económicos, ni comerciales para continuar una operación donde hay tanta incertidumbre y no solo desde los restaurantes, sino también desde el comercio y bares. La imposibilidad de operar bares , la imposibilidad de mantener la música en vivo durante este año y todas las restricciones que hay en circulación, nos da una perspectiva hacia adelante muy difícil de lograr. En esas circunstancias, es muy costoso incurrir en una renovación de una franquicia para mantener cerrado el negocio”.

LOS CONTRASTES

  • Guillermo Henrique GómezPresidente de Acodres

    “A domicilio solo está trabajando 20% de los restaurantes que son los que ya sabían hacerlo, la mayoría están trabajando a pérdida recibiendo solo 10% de las ventas”.

Respecto a las otras dos franquicias que existen en el país ubicadas en Medellín y Cartagena, Alberto Muñoz dijo que estás actualmente se encuentran operando bajo la modalidad de domicilios y aún continúan con la franquicia vigente. “El Hard Rock Cafe Medellín y el de Cartagena están operando y se encuentran abiertos, a estás aún no se les han vencido las franquicias y seguirán tendiendo presencia en el país. Nosotros también somos dueños del Hard Rock de Cartagena y seguiremos activos con este restaurante, pues esta franquicia sí se renovó”, explicó.

En relación con el cierre de Bogotá, Muñoz dijo que por ahora no hay una posibilidad clara de volver a operar en la ciudad, “en la medida en que las circunstancias y la economía mejoren el próximo año, podríamos mirar si hay algún inversionista interesado en la franquicia o si la misma franquicia facilita la reapertura del restaurante”, afirmó.

Es importante señalar que la franquicia de Hard Rock Café Bogotá se adquirió en 2001, completando 20 años de presencia en la capital del país. Esta franquicia se renueva cada 10 años y coincidió con la pandemia del covid-19, razón principal para no renovar el contrato.

“Nosotros estamos dentro de los sectores más golpeados del país y aunque se están retomando las actividades, sabemos que no volverá a ser como antes y continuamos sin saber qué pasará”, finalizó Muñoz.

Y es que es importante señalar que la industria gastronómica cayó a finales de marzo con ventas de -81%, cuando se declaró la emergencia sanitaria en el país, y todavía no se ve cerca una fuerte reactivación del sector en los planes del Gobierno.

Con esto, terminará una historia de dos décadas en la capital del país de una franquicia de restaurantes y bares que tiene presencia en los cinco continentes, y que el próximo año cumplirá 50 años desde que Isaac Tigrett y Peter Morton fundaran el primero de los establecimientos. De acuerdo con la página oficial, en estos cinco siglos de historia, la franquicia ha logrado tener presencia en 74 países con 190 restaurantes.

Al cierre de la locación en Bogotá se suma otro en la región: el de Caracas, y de acuerdo con la página de Facebook de la comunidad del Hard Rock Cafe, el coronavirus también resultó fundamental para el cierre en la capital venezolana.