López dijo que renuncia para dedicarse a Detonante, la empresa que fundó hace siete años para generar un impacto positivo en el país

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

Luego de asumir la presidencia de Publicaciones Semana en abril del año pasado y tras cerca de 17 meses en el cargo, María López, hija de Felipe López, uno de los propietarios de Semana presentó hoy su renuncia.

Entre los retos que asumió López cuando tomó el cargo como CEO, estuvo el potenciar los contenidos hacia el mundo digital, liderar y desarrollar nuevas plataformas e impulsar el nuevo segmento de negocio en el que Semana se enfocaría con inyección de capital de los Gilinski.

Vale destacar que, en febrero del año pasado y dos meses antes de que López llegara al cargo se conoció que Jaime y Gabriel Gilinski habían llegado a un acuerdo para adquirir 50% de las acciones del grupo editorial.

En su carta de despedida, López agradeció el compromiso y entrega de los colaboradores para adaptarse a la nueva realidad para de esta manera seguir informando desde cada una de las plataformas del Grupo Semana.

"En una circunstancia tan compleja y excepcional he tomado la decisión de retirarme de la presidencia del Grupo Semana para dedicarme de tiempo completo a Detonante, la empresa que fundé hace siete años precisamente para generar un impacto positivo en el país a través de la innovación social y la cultura. Dicen que los tiempos extraordinarios exigen respuestas extraordinarias. Considero que este es el momento para poner mi capacidad y esfuerzo al servicio de la búsqueda de soluciones colaborativas e innovadoras", dice López en su carta.

Así mismo, López destacó que se lleva con gratitud cada uno de los momentos compartidos con las personas que la acompañaron durantes estos 15 años en Semana y agradeció a todos aquellos que hacen posible el ejercicio del periodismo.

También agradeció la creatividad y el compromiso del equipo digital y de tecnología que asumió el reto más grande que ha tenido Semana en su historia.

En su carta, López también mencionó a su padre. "No puedo dejar de mencionar a mi padre, nuestro faro de luz en las noches más oscuras, con quien construí durante los últimos 15 años esta empresa y a quien le debo todo.Espero que lo que he aprendido de ti me permita detonar los procesos de transformación con los que estoy comprometida. Gracias por permitirme acompañarte en este viaje".