La entidad ayuda a gestionar donaciones de medicamentos de 16 farmacéuticas que se despachan a 140 instituciones en el país

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Los adultos mayores son uno de los grupos de mayor riesgo de contagio ante el Covid-19, por lo que el Gobierno determinó que no podrán salir a las calles hasta el 30 de mayo. En esta coyuntura cobra importancia el Banco de Medicamentos, entidad que ayuda a poner estos productos a disposición de población vulnerable concentrada en instituciones y que recibe el apoyo de alrededor de 17 laboratorios, entre los que se encuentran Tecnoquímicas, La Santé, Abbott, Genfar, Laboratorios Ecar y Siegfried, entre otros.

Este proyecto nació hace 17 años con la articulación de diferentes laboratorios, con la intención de aprovechar medicamentos que, en principio, las farmacéuticas destruían porque tenían corta vigencia para ser puestos en el mercado, o habían tenido algún problema de empaque, a pesar de que el medicamento estuviera en óptimas condiciones.

Actualmente, apoyan en la distribución de aproximadamente 200.000 unidades de medicamentos mensuales en 140 instituciones que concentran adultos mayores, como hogares geriátricos, centros gerontológicos, instituciones para atención de discapacidad y de protección a menores.

“El Banco empezó con varios laboratorios que nos apoyaban en donaciones de productos, pero con el tiempo comenzamos a pasarles un listado con las necesidades identificadas”, explicó María del Rosario Gómez, directora del Banco de Medicamentos.

Actualmente, el Banco gestiona un sistema de recolección y entrega de las donaciones de las farmacéuticas. Por un lado, los laboratorios envían el listado de los medicamentos que tienen disponible para donar, con cantidades y fechas de vencimiento, mientras que la entidad envía los requerimientos de los hogares, de modo que puedan adjudicarlos de manera oportuna y antes del vencimiento.

“Vinculamos organizaciones que tienen que estar constituidas legalmente y contar con médicos porque estos requieren generalmente fórmula médica”, aclaró Gómez.

Desde la Asociación de Industrias Farmacéuticas en Colombia (Asinfar), gremio que agrupa a los productores locales, y principales donantes del Banco, José Luis Méndez, presidente ejecutivo, señaló que la iniciativa ha beneficiado a 17.000 personas, y que ante el Covid-19, el Banco de Medicamentos se convierte también en un punto de ayuda para las empresas.

“Muchos adultos por más de que sean beneficiarios del Sisben o tengan una EPS, si están en un hogar de ancianos no puede ir por sus medicinas”, explicó Méndez, quien reiteró que los laboratorios afiliados al gremio “están atentos a los requerimientos”, pues saben que en este momento más personas mayores necesitan apoyo.

“Con toda la problemática del Covid, el adulto mayor es el de más alto riesgo, ellos están concentrados en estas instituciones, y en este momento no pueden tener acceso al sistema”, aseguró Gómez, quien reiteró que la entidad viene fortaleciendo esfuerzos y buscando alianzas en logística de transporte y almacenamiento y para la compra de medicamentos e insumos médicos, cuando no se logre donación.

Entidad ayuda a MinSalud con los migrantes
El Banco de Medicamentos también se ha articulado con el Ministerio de Salud y Protección Social para ayudar en la atención a la población migrante y apoyando también a organizaciones de cooperación que se encuentran atendiendo a estas personas en el territorio nacional . “Venimos trabajando hace más de un año y medio con el Ministerio en la identificación de necesidades en los hospitales públicos, no solo en la identificación de medicamentos para las personas migrantes, sino también de los dispositivos”, mencionó Gómez.