miércoles, 19 de febrero de 2014
  • Agregue a sus temas de interés

Mónica María Parada - mparada@larepublica.com.co

El operador móvil Tigo denunció a Avantel ante la delegatura de protección de la competencia de la Superintendencia de Industria y Comercio, por acciones que se traducirían en competencia desleal.  

El tema está relacionado con “las acciones legales adelantadas por el operador que tiene el propósito de impedir que Tigo continúe con la prestación y comercialización de los servicios de telecomunicaciones 4G, limitando así  la libre competencia”, señala la comunicación emitida por la firma del grupo Millicom.  

De acuerdo con declaraciones previas de Avantel, Tigo no puede comercializar los servicios de 4G hasta que no cumpla con las obligaciones de roaming nacional, es decir, alquiler de sus redes en Colombia, para que el operador entrante pueda cumplir con las metas de cobertura establecidas en la subas de 4G. Por su parte,  “Tigo confirma que la solicitud no fue presentada por Avantel con la totalidad de los requisitos establecidos en las normas emitidas por la Comisión de Regulación de Comunicaciones, CRC”. 

“Hasta el momento Avantel no ha aceptado nuestro ofrecimiento de acceder a la instalación esencial de Roaming Automático Nacional, con la aceptación del documento básico que establece las bases legales y contractuales entre operadores para la prestación de este servicio, conocido como Oferta Básica de Interconexión, OBI”, señaló en la comunicación el presidente de Tigo, Esteban Iriarte. 

Añadió además que pese a que tuvieron una reunión el ocho de enero para acordar un cronograma de actividades, Avantel no ha cumplido con dichos plazos.