La presidente del Grupo Energía Bogotá dijo que se debe continuar trabajando para impulsar las obras del país que tienen retrasos

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

En el marco del foro de 'Transmisión Eléctrica, desafíos y experiencias 2019', la presidente del Grupo Energía Bogotá, Astrid Álvarez, explicó que es necesario que el sector público y privado siga trabajando de manera conjunta para impulsar los proyectos que tienen retrasos.

Álvarez aclaró que la apuesta de la compañía está en impulsar la transmisión, el relacionamiento con las comunidades y la sostenibilidad del sector. Por eso, hizo un llamado a que se trabaje para lograr sacar adelante proyectos que presentan atrasos de hasta cuatro años.

Entre las obras que destacó está el Refuerzo Costa Caribe, de 500 kilovatios, Hidroituango, de 500 kilovatios, el Refuerzo Suroccidental, de 500 kilovatios, el proyecto Tesalia-Quimbo, de 230 kilovatios, la iniciativa Primer Refuerzo Oriental, de 500 kilovatios y el proyecto Palenque, de 230 kilovatios, entre otros.

"Además de tener 26.000 kilometros de líneas, hay atrasos en varios proyectos.  Por eso desde el Grupo Energía Bogotá estamos trabajando para impulsar toda la transmisión eléctrica del país", dijo Álvarez.

La directiva aclaró que todos estos retos se dan debido a que la demanda de energía está creciendo 2,9% en Colombia. "El Grupo Energía está trabajando en duplicar la capacidad instalada, para contarles transformar vidas", dijo.

Y agregó: "Necesitamos contar con las comunidades para tener un sistema robusto de transmisión. El llamado es a desarrollar ese trabajo social".

Por ahora, la presidente añadió que la transmisión es fundamental para el desarrollo del país, de las industrias y de Colombia.