Según un estudio de la Sociedad Estadounidense de Microbiología, el metal tipo cobre es realmente efectivo como filtro contra el coronavirus

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos aseguró identificó al cobre como uno de los primeros materiales sólidos antimicrobiales, por lo que ha sido un buen material para elementos de protección durante la pandemia.

Además, Federico Niño, ingeniero químico de la Universidad Nacional de Colombia, afirmó que “en contacto con aleaciones de cobre al menos 60%, las bacterias mueren en minutos, mientras que en contacto con superficies de acero, vidrio o plástico pueden sobrevivir días, entre más alto el porcentaje de cobre más rápido ocurre la desintegración”.

Por estos beneficios, RP AMS Colombia diseñó un tapabocas en cobre, sin embargo Santiago Álvarez, director ejecutivo de RP AMS Colombia, destacó que “ninguna máscara es una barrera garantizada contra la transmisión de patógenos humanos. Las tapabocas RP están diseñados y destinados a complementar y optimizar los procedimientos recomendados por los CDC para la protección personal de COVID-19”.

Estos tienen una capa exterior de tela tejida con fibras de carbón activado de bambú, que cuenta con propiedades antimicrobiales y filtra entre 67% y 70% de las partículas.

La segunda capa interna del tapabocas cuenta con una malla de aleación de cobre antimicrobiana "compuesta por material clase 1, el cual es certificado por el gobierno de Estados Unidos a través de su agencia EPA Environmental Protection Agency, su función es capturar y destruir las partículas al instante porque contiene cobre 96%", explicaron. Finalmente, la tercera capa interna que tiene contacto con la nariz y la boca, es una tela de algodón de uso médico, comúnmente utilizada en máscaras quirúrgicas.

Álvarez agregó que “la vida útil de uno de los tapabocas RP depende de su rutina de limpieza, debe ser lavado a mano y secado al aire. Este innovador producto complementa las medidas de protección recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el cobre al ser un metal no se desgasta”.