Mientras en el ranking de los resultados empresariales de 1986 el que el petróleo era el rey absoluto de la industria, los más recientes muestran una diversificación

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

“La breve bonanza cafetera de 1986 permitió iniciar un período de recuperación que fue impulsado, además, por el inicio de una de las fases de mayor crecimiento de las exportaciones menores y mineras en la historia de Colombia”. Así describió el economista colombiano José Antonio Ocampo el final de la década de 1980 en la publicación 'Década de grandes transformaciones'.

El ranking de los resultados empresariales de 1986 estaba muy alineado con esa descripción, pues el que el petróleo y otros commodities eran los reyes de la industria. Por ello, las compañías que registraban las ventas más altas pertenecían a ese sector. La primera era la petrolera estatal Ecopetrol, que estaba seguida por la filial de Exxon en el mercado local, Esso Colombiana, y Codi-Mobil, propiedad de la multinacional Mobil.

Avianca, Bavaria, Coltejer, la Flota Mercante Grancolombiana, Colmotores y Cadenalco eran las compañías que completaban el top 10 de las más vendedoras de 1986.

En 1996, Ecopetrol, Mobil de Colombia y Esso Colombiana Limited continuaron liderando el listado de las empresas más vendedoras. De acuerdo con las cifras de resultados empresariales, sus ingresos sumaban $5,7 billones, y con Texaco, cuatro de las 10 empresas más grandes de Colombia estaban en el sector de los hidrocarburos.

Sin embargo, la década entre 1996 y 2006 estuvo marcada por las fusiones y adquisiciones, la entrada de empresas multinacionales y capitales extranjeros en firmas locales por el ascenso de las compañías antioqueñas entre las 10 primeras, y por el cambio de una economía fuertemente industrial a una en la que el comercio, los servicios y las telecomunicaciones tomaron un rol protagónico. Por estas razones, el ranking empresarial empezó a reconfigurarse desde esa época.

Por ejemplo, en 1996 Almacenes Éxito estaba en el sexta posición de las empresas que más vendían, pero delante de ella tenía a su competidora Cadenalco. En 1999 recibió el capital que significó la entrada del francés Grupo Casino en los supermercados antioqueños, y solo dos años después, en 2001, absorbió a la empresa que cinco años antes no solo le competía, sino que vendía más.

Otro de los ejemplos es que en 2001, una integración de empresas dio vida a la Organización Terpel. De acuerdo con la historia de la compañía, se unificaron siete firmas de Terpel, consolidando la Organización como líder en el mercado local de distribución de combustibles. Con esta fusión, el grupo facturó en 2005 un poco más de $4 billones.

Este tipo de movimientos hizo que para 2006 el ranking empresarial se reconfigurara. Aunque Ecopetrol se mantuvo como la organización con la mayor facturación de ese año, en la lista le siguieron Bavaria, ExxonMobil, Organización Terpel, Almacenes Éxito, Comcel, Cementos Argos, GM Colmotores, Eepm y Grupo Nacional de Chocolates.

La siguiente época sirvió a varias compañías para convertirse en multilatinas. Por ejemplo, eso sucedió con el Grupo Nutresa. A principios de 2011, la entonces Compañía Nacional de Chocolates cambió su nombre por el que hoy tiene, tras comprar a la mexicana Nutresa en 2009.

Un caso parecido fue el de Grupo Argos, que en los registros empresariales de 2006 aparecía como Cementos Argos y el de EPM, que hasta ese momento llevaba el nombre Eepm.

Hoy, el listado de las empresas más grandes en Colombia sigue siendo encabezado por Ecopetrol. Sin embargo, sus compañeras en el ranking siguen cambiando. En 2019 la lista la continuaron Organización Terpel, EPM, Grupo Argos, Grupo Éxito, Avianca, Reficar, Claro, Nutresa y Cementos Argos, lo que muestra un fortalecimiento de estas organizaciones a lo largo de más de una década.