miércoles, 19 de febrero de 2014
  • Agregue a sus temas de interés

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Después de que se anunciara la firma de un Acuerdo de Desarrollo para evaluar la construcción de una terminal en República Dominicana, Promigas informó que la Sociedad Portuaria El Cayao SA ESP, (donde tiene 49,99% de las acciones), fue seleccionada para construir la planta de regasificación en el departamento de Bolívar, que tendría un costo entre US$400 millones y US$500 millones.

La colombiana resultó adjudicataria dentro del proceso licitatorio organizado por el denominado Grupo Térmico (integrado por los principales generadores de la región Caribe: Termobarranquilla, Termocandelaria, Celsia y Emgesa) como Agente de Infraestructura (AI).

Esto significa que la compañía estará encargada de la construcción, administración, operación y mantenimiento de la infraestructura que prestará los servicios para recibir las importaciones de Gas Natural Licuado (GNL), almacenamiento, regasificación y colocación en un punto de entrada al Sistema Nacional de Transporte.

Por esta planta de regasificación presentaron propuestas dos oferentes: el primero de ellos fue el liderado por Promigas en el que participaron inicialmente la Empresa de Energía del Pacífico (Epsa), Termocandelaria y la generadora Celsia. El segundo era Pacific Infrastructure (con una participación de 40% Pacific Rubiales y 30% de IFC-Banco Mundial).

La decisión de la Comisión Reguladora de Energía y Gas (Creg) con la Resolución 062 de 2013 fue la de facilitar la construcción de una planta de regasificación que le permitirá a las generadoras de energía eléctrica térmica garantizar su abastecimiento. Esta planta es de gran importancia para el país si se tiene en cuenta que para finales de 2015 se prevé la llegada de un Fenómeno del Niño como el de la década de 1990. De acuerdo a las proyecciones de la Creg, la producción de gas disminuirá en esa fecha, y si no se importa el país enfrentará un racionamiento eléctrico.

En entrevista a inicios de este mes, Germán Castro, director de la Creg, señaló que “tenemos unas condiciones en la generación térmica determinadas por ciclos hidrológicos, específicamente por las condiciones del Niño, que nos llevan a que la demanda de gas para la generación térmica pase de 300 millones a 600 millones de pies cúbicos y el sistema no tiene esa flexibilidad. El que sí puede asimilar esos cambios es el mercado internacional, razón por la cual se justifica y se soporta la planta”.

En declaraciones previas, el presidente de Promigas, Antonio Celia, dijo que entre las razones por las que la compañía decidió participar en el proyecto estaba la importancia de los clientes térmicos dentro de sus operaciones, por lo que querían atender su demanda.

El ejecutivo agregó que “se quiere su entrada temprana por lo que a finales de 2015 habría una primera oferta de Gas Natural Licuado (GNL) a través de un lugar flotante para después construir todas las facilidades en el occidente, pero como base fija la planta. Esto es parte inherente de nuestro trabajo, el transporte está muy vinculado a las plantas de GNL, y nosotros tenemos clientes térmicos supremamente importantes, por lo que tenemos que garantizar las entregas de gas que ellos compran”.

Esta obra incluiría una planta que transforma el gas líquido en gaseoso y una capacidad de almacenamiento cercano a 15 días de abastecimiento para el país, y para desarrollarse existen dos posibilidades. Una de ellas es en el mar, donde se debe contar con buques y barcazas tanto para la planta como para los tanques de almacenamiento; mientras que la segunda es construir la planta en tierra firme o una que incluya plataforma oceánica.

Promigas evalúa República Dominicana
Promigas anunció el martes pasado que estudia construir una terminal para importar GNL en República Dominicana. La empresa señaló que se unió a firmas como Coaltal (formada por Propagas, Tropigas), Ipson (activos de energía administrados por Vicini), Inter Energy y BW para firmar un Acuerdo de Desarrollo para evaluar la construcción de esta infraestructura y estudiar las opciones de suministro de este combustible al sector industrial del país.