La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co

La industria está a la expectativa de la expedición de la reglamentación que defina los parámetros para el mercado del cannabis medicinal, que se esperaba estuviera listo en el cuarto trimestre del año pasado. 

Cuando esto suceda, las  compañías que ya están en este sector podrán recibir la licencia de cultivo para obtener los productos que piensan sacar al mercado. “La licencia de cultivo contempla tanto la producción de plantas como procesamiento de semillas, la licencia de producción ya habilita para transformar algunos productos de materias primas, y la de exportación se debe manejar como cualquier otro producto que se quiera comercializar en el exterior”, explicó Gustavo Escobar, CEO de Ecomedics.

Algunas compañías como Pharmacielo ya tienen adelantadas las instalaciones, pues cuentan con numerosas hectáreas para dar paso al cultivo, aseguró Federico Cock-Correa, miembro de la junta directiva de la firma. Otras como Ecomedics optaron por tener todo listo para presentar su solicitud de licencia una vez se apruebe el decreto. De acuerdo con Juan Carlos Rey, empresario del sector, hacer las instalaciones de esta planta, con todas las condiciones de seguridad, podría tardar hasta seis meses.

A parte de este trío, hay cerca de 50 empresas que están buscando dar el primer paso con la licencia de producción, según explicó Rey. La mayoría están enfocadas en producir medicamentos para el manejo del dolor crónico o agudo. 

El reto de operar con IVA de 16%

Los medicamentos hechos a base de marihuana fueron unos de los productos que quedaron gravados con un IVA de 16%. Algunos empresarios opinan que esto pone a la medicina en desventaja con otro tipo de fármacos para el dolor, pues sus precios serán mucho más elevados. 

“La carga tributaria va a quitar competitividad a las marcas del mercado de dolor que es el más grande, pues  los productos medicinales de prescripción médica no tienen IVA”, explicó Rey.

Por su parte, Escobar aseguró que “más que la rentabilidad lo que afecta es el acceso de los pacientes, los medicamentos no deberían ser gravados pues son la solución a la salud. La carga tributaria es algo que terminan pagando los pacientes que buscan solución a sus problemas”. 

Por su parte, el directivo de Pharmacielo opinó que “lo importante de este impuesto es que formaliza a la industria y la grava como un sector que va a aportar al sistema colombiano”.

En el mismo sentido, Pedro Tosini, gerente de Cannalivio, aseguró que están de acuerdo con que el producto sea gravado y dijo que “los beneficios son tantos que esperamos que el mercado sea inelástico al impacto en el precio por cuenta del IVA”.

Los empresarios esperan que la nueva reglamentación esté lista a más tardar dentro de un mes.

El proceso para importar semillas tardaría más

La importación de semillas de cannabis es un proceso que podría ser más largo, pues el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) no ha permitido el ingreso de semillas foráneas. Esta es la principal traba para las empresas que, por sus propiedades, quieren cultivar especies no nativas, pues su producción se podría retrasar entre tres a cinco meses mientras obtienen el permiso de la autoridad. A esto se suma la espera por el aval del Invima y el Ministerio de Salud, que retrasaría todo dos años.

Las opiniones

Gustavo Escobar
CEO de Ecomedics
“Hemos adelantado varias cosas para estar listos para la aplicación de las licencias pero   todo se encuentra congelado hasta que salga la nueva regulación”.

Federico Cock-Correa
Miembro de la junta directiva de Pharmacielo
“El proceso va muy adelante. Con el decreto tuvimos la primera licencia para procesamiento y estamos a la espera de la nueva ley que viene con un nuevo decreto”.