Migración Colombia negó el ingreso al país del nuevo presidente de la compañía.

Valerie Cifuentes

Ayer se prendieron las alarmas en el agro, ya que la llegada de Alexander Ramírez Mendoza, nuevo presiente de Monómeros, designado por Nicolás Maduro, podía poner en juego la estabilidad del mercado de abonos en el país, cuyo 40% está en manos de la firma con capital venezolano.

Monómeros Colombo Venezolanos S.A., es una de las compañías líderes de fertilizantes, plaguicidas y químicos de uso agropecuario con más de 50 años en el país y pertenece a la Petroquímica de Venezuela. Su capacidad total de producción es de 935.000 toneladas y genera más de 1.600 empleos directos e indirectos en Colombia.

De acuerdo con César Lorduy, representante a la Cámara por el Atlántico, “Monómeros es una de las 100 empresas más grandes del país, según el más reciente informe de la Supersociedades. La compañía ocupa el primer lugar entre las empresas con mayores ingresos operacionales del sector de agroquímicos, el quinto puesto entre las más grandes del sector industria y es una de las ocho primeras de la región Caribe”.

Las alertas se prendieron porque Ramírez, es un político cercano a Maduro, y “venía con instrucciones precisas del régimen, y en estos momentos no se le pueden entregar recursos a dicho gobierno”, aseguró el senador del partido de la U, José David Name.

Ahora bien, recientemente el gobierno colombiano aseguró que no permitirá el ingreso de más de 200 colaboradores de la “dictadura de Nicolás Maduro”, entre los cuales está el nuevo presidente de Monómeros. La situación generó cuestionamientos sobre qué consecuencias traería esta decisión al país, qué sucederá con las operaciones de la compañía y qué pasará con los recursos que esta genera.

Ante esto, Name aseguró que la decisión “no va a tener consecuencias negativas, al contrario, van a ser positivas, Monómeros tiene 40% del mercado de fertilizantes en el país, si la empresa llega a tener problemas de corrupción, financieros o administrativos, no solo se afecta la firma y los venezolanos que son sus dueños, sino el campo de Colombia y su agricultura”.

Comentario que apoyó Jorge Bedoya, presidente de la SAC, quien dijo que no considera “que ocurra mucho o nada con Monómeros porque el presidente seguramente cambiará si es que se da la transición democrática en Venezuela, que todos esperamos, y la compañía seguirá realizando las tareas o negocios que tiene en el país”.

LOS CONTRASTES

  • César LorduyRepresentante a la Cámara de Cambio Radical por el Atlántico

    “No creo que suceda algo con la compañía dado que dentro de su estructura cuenta con gerente general y personal capacitado para seguir al frente de las operaciones”.

  • Jorge BedoyaPresidente de la SAC

    “Hay que respaldar al Gobierno en este tipo de medidas que buscan aislar al régimen de Nicolás Maduro como ya lo ha hecho el resto de la comunidad internacional”.

Referente a qué pasa con los recursos que la compañía genera, Lorduy dijo que “el mayor porcentaje de estos se destina para atender las necesidades de inversión y financiación de la empresa en el país”.

Name coincidió en este aspecto asegurando que Monómeros es autónoma y sus recursos se han reinvertido, “el problema ahora es que iba a nombrar a una persona del régimen de Maduro y un presidente puede tomar la decisión de cambiar la forma de cómo se venía manejando la empresa y darle recursos al gobierno de Venezuela. De eso se trata, que no gire recursos a ese gobierno hoy”.

Por último, Bedoya afirmó que “hay que respaldar al gobierno del presidente Duque en este tipo de medidas que finalmente buscan aislar al régimen de Maduro”.

Venezuela acapara el mercado extranjero
De acuerdo con los reportes oficiales de Monómeros, el volumen de ventas nacionales corresponde a 73% del total, mientras que el de exportación abarca 27%. Esa porción está dividida entre Venezuela que tiene 25% y el porcentaje restante se lo reparten otras naciones. Con base en esos indicadores, el país vecino se convierte en el principal mercado exportador de la firma y poseedor de la cuarta parte del volumen de ventas de la compañía. Su presencia internacional abarca tanto a Suramérica como Centroamérica con sus tres líneas de producto, entre las cuales están nutrición vegetal, nutrición animal y productos industriales.