La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Carolina Suárez - dsuarez@larepublica.com.co

Tras 31 años de servicio en la Organización Ardila Lülle y 13 al frente de la presidencia de Postobón S.A., Héctor Fernando García formalizó la renuncia irrevocable al cargo, según comunicado enviado a los empleados de la compañía y de la organización, con lo que dejó una vacante abierta desde el primero de agosto.

Para su reemplazo, el candidato electo fue Miguel Escobar Penagos, quien se venía desempeñando en la empresa como vicepresidente ejecutivo.

El nuevo Presidente tendrá la responsabilidad de superar grandes retos, ya que la labor realizada por su antecesor ha sido reconocida y elogiada tanto dentro como fuera de la compañía.

Francisco Cubillos, director de Administración de Empresas de la Universidad del Rosario, afirma que “los retos que tendrá el nuevo dirigente serán: primero estar en el proceso de consolidación del negocio a nivel nacional, es decir mantener el plan de liderazgo a través de la hoja de ruta que ya se tenía. Y, en segundo lugar, está la internacionalización de la organización, explorar nuevos mercado y productos a través de los planes de expansión de la firma en estos dos temas”.

Aunque Postobón no ha emitido aún un comunicado público oficial, LR estableció que es un hecho el cambio de presidente. Sin embargo, se desconocen otros aspectos y detalles tras la salida del anterior Presidente, que habría aludido a “motivos personales” para la renuncia.

Carlos Rodríguez, experto en empresas, afirma que “la organización es extremadamente sería y rigurosa, para las elecciones que realiza sobre cualquiera de sus compañías. En este tema me atrevo a decir que Ardila Lülle tiene una característica que no tenía Julio Mario Santodomingo, es que el primero es muy objetivo a la hora de escoger a sus empleados, por lo que los cambios que implementa en sus compañías son estructurados”.

Además, agregó que “lo ideal, cuando ocurren este tipo de cambios dentro de una empresa es que no sean percibidos por el consumidor final, quien probablemente ni le importe quienes son los presidentes; pero quienes sí van a percibir estos cambios, son los que se encuentran dentro de esta compañía. Uno de los temas que dejó García fue la expansión de la marca, en el que debe ponerse al frente el nuevo mandatario”.

Ahora bién, el reto que le espera a Escobar Penagos es asumir el control sobre una de “las marcas más queridas por los colombianos”, según Ricardo Gaitan, especialista en marcas.

Gaitán afirma que “Postobon es una empresa exitosa, pero la política en cuestión de marcas y sus productos estuvo acertada. El que viene tendrá que continuar con esa política trazada y hacer crecer el mercado de las diferentes marcas tanto en Colombia como en otros países”.

El expresidente de Postobón deja a la empresa ubicada en el tercer lugar de las compañías más admiradas por los colombianos después de Éxito y Coca-Cola, además de haber liderado el cambio de imagen de bebidas como Colombiana y Manzana; además de dejar abierta la posibilidad de ingresar al mercado de lácteos.

El personaje detrás de la presidencia de Postobón
Miguel Escobar Penagos fue el candidato electo para la presidencia de “la niña de los ojos de Ardila Lülle” en palabras de Carlos Rodríguez, analista de marcas. Escobar Penagos dejó de ser el vicepresidente ejecutivo de Postobón para tomar el cargo, trayendo en hombros la experiencia de haber sido presidente de Peldar y vicepresidente de O.I Internacional en Estados Unidos. Este administrador de Negocios de Eafit, representa hoy nuevos retos para una compañía que ya venía bien posicionada por su antecesor.

La opinión 

Francisco Cubillos
Director de administración de empresas U. Rosario

“Entre los retos que tendrá el nuevo dirigente está seguir en el proceso de consolidación del negocio a nivel nacional y mantener el plan de liderazgo”.