jueves, 11 de junio de 2015
  • Agregue a sus temas de interés

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

Analistas calculan que este local ubicado en la calle 103 con avenida 19 en la capital del país costó más de US$500.000, a lo que se suma un gasto que asciende US$1,2 millones en un inventario de seis automóviles.

Steven Goldstein, piloto de carreras y gerente de mercadeo de Ferrari en el país, señaló que la firma tendrá servicio posventa y además planean vender entre siete y ocho carros en el primer año de operación.

La entrada de Ferrari al país incluye el debut de tres modelos en el mercado local. El primero es El California T, el segundo es el 458 Speciale,  y el tercero es el 458 Spider, que pueden ser personalizados.

Goldstein dijo que estos vehículos tendrán un costo que oscila entre US$300.000 y US$500.000.

De acuerdo con el Dane, más de 784.000 colombianos salieron de la pobreza el año pasado, lo que se tradujo en un incremento en la base de la clase media.  Además, la población tuvo un aumento de 7,6% en su ingreso per cápita.

Esa alza significa que las personas con mayores ingresos y consumidoras del mercado de lujo aumentaron su poder adquisitivo y demandaron artículos de tanto reconocimiento como los de Ferrari.

Robert Kunzel, gerente de marca de Maserati, señaló que aunque este es un negocio de autos por encima de US$100.000, que realmente constituyen el segmento de lujo, ninguna marca entra a un mercado con la intención de tener pérdidas.

Expertos como Eduardo Visbal, vicepresidente de comercio exterior y vehículos de Fenalco, resaltó que la seguridad que ahora vive el país permite que los consumidores adquieran vehículos de esta gama. “Desde la economía, la entrada de Ferrari supone generación de empleo e inversión extranjera”, añadió el analista.

Así mismo, Juliana Rico, directora de la cámara automotriz de la Andi, sostuvo que la confianza de los italianos en estas tres razones del mercado simboliza que Colombia está creciendo y la industria se ve sólida afuera.

Los inversionistas detrás de Ferrari  son los empresarios Jorge Carvajales (colombiano) y Sergio de la Vega (mexicano). Ellos serán los distribuidores oficiales y exclusivos de la escudería, que entre sus peticiones exige que hasta los muebles de las vitrinas sean importados de Italia.

Empresarios de marcas como BMW y Audi aseguran que el mercado premium crecerá por encima de 5% este año. Cabe señalar que en este segmento, 11 marcas vendieron 12.191 vehículos en 2014 y entre enero y abril de este año la cifra ya redondeaba  3.690 unidades, por lo que se hace atractivo competir ahí, dado que la industria total registra un bajón de 6,4% en ventas frente al año anterior.

Las opiniones

Robert Kunzel
Gerente de marca de Maserati

“Está claro que la entrada de una marca como Ferrari se basa en seguridad y demanda porque nadie entra a un mercado a tener pérdidas”.

Steven Goldstein
Gerente de mercadeo de Ferrari

“La marca cree mucho en el país y por eso esperamos vender hasta ocho vehículos en nuestro primer año de operaciones”.