Canacol Energy adelanta proyectos con EPM en Medellín, y con Celsia y Proeléctrica en el magdalena para aumentar su participación en el país

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co

Aunque Canacol Energy reportó una caída en la demanda de gas del país, es una de las empresas menos golpeadas con la crisis económica. Esperan recuperar los niveles de ventas de 2019 en 2021 y ya alistan proyectos para generar 40% del gas natural del país.

Charle Gamba, presidente de Canacol, habló de las negociaciones que mantienen con EPM para el gasoducto de Medellín que entrará a operar en 2024 y con Celsia y Proeléctrica para la planta de producción ‘El Tesorito’, además de la importancia de explotar fuentes nacionales y no importar el hidrocarburo.

¿Cómo les fue en el primer semestre y cuáles son las expectativas para el resto de 2020?

El año empezó bien con respecto a demanda, estábamos vendiendo más de 200 millones de pies cúbicos de gas durante el primer trimestre del año; somos el segundo productor de gas natural más grande del país después de Ecopetrol y tenemos la oferta de casi el 50% de gas en la Costa, en Cartagena y Barranquilla.

Con la pandemia hubo una fuerte caída en la demanda de gas en el mes de abril, un 20% menos con respecto al mismo mes del año pasado, nos recuperamos en agosto con solo un 6% menos que en el mismo mes de 2019. Para este año ajustamos nuestro pronóstico de ventas original en 10% aproximadamente.

¿Cómo estuvieron sus resultados financieros?

Bien, teníamos una expectativa en 2020 de generar US$260 millones de Ebitda y ahora estimamos generar entre US$200 y US$230 millones. Es un año con buena rentabilidad, estamos generando flujo de caja neto positivo y estamos manteniendo los dividendos a nuestros inversionistas.

¿Cuáles son las metas de la compañía en exploración y producción?

Iniciamos el año con la meta de perforar 12 pozos de desarrollo y exploratorios. Pero debido a la pandemia, vamos a perforar este año siete u ocho pozos. Tenemos metas de un nivel de producción de gas entre los 170 y 197 millones de pies cúbicos, Ebitda entre US$200 y US$230 millones, y continuar con nuestro dividendo de US$28 millones este año.

Para 2021 esperamos que se haya recuperado la demanda de gas a niveles de 2019, planeamos perforar entre 12 y 15 pozos de desarrollo y exploratorios, tener unas ventas de gas por encima de los 200 millones de pies cúbicos.

¿Qué campos y proyectos están operando en Colombia?

Tenemos 19 campos de gas natural en producción ubicados en Córdoba y Sucre, y estimamos producir entre 170 y 197 millones de pies cúbicos promedio en el año. Tenemos dos taladros perforando pozos de desarrollo y exploratorios y tenemos una vida de reservas de gas de nueve años.

Ademas, tenemos planes importantes para crecer, como el proyecto que tenemos con Celsia, quien es el operador, y Proeléctrica, llamado ‘El Tesorito’, una planta de generación con una capacidad de 200 mega watts de energía estimada para diciembre de 2021. También tenemos un proyecto para conectar a nuestros campos con la ciudad de Medellín, estimado para que entre en operación en la segunda mitad de 2024.

¿Cómo está estructurado el proyecto con EPM?

La capacidad del nuevo gasoducto va a ser 100 millones de pies cúbicos, y tenemos planeado que EPM vaya a consumir aproximadamente la mitad de la capacidad, estamos a la espera de la firma de contrato. Tenemos tres ofertas de consorcios para la construcción del ducto que tiene una longitud de 300 kilómetros aproximadamente y tiene un costo estimado de US$450 millones.

El proyecto tendrá una estructura de 70% de deuda y 30% de equity. Canacol va a participar con 25% del equity del proyecto y tenemos dos socios privados en Estados Unidos con la participación restante del equity. Nuestra inversión de ese 25% del equity tendrá un costo de capital para nosotros de US$35 millones aproximadamente, que se invertirán durante los cuatro años de construcción del proyecto, para lo que usaremos nuestro flujo de caja.

¿Cuánto aumentaría su participación en el mercado una vez entre operar este oleoducto?

En este momento somos proveedores del 25% del gas nacional, Ecopetrol tiene un 70%. Una vez entren los proyectos de ‘El Tesorito’ y el gasoducto a Medellín vamos a llegar a producir más de 360 millones de pies cúbicos a finales del 2024, que representa aproximadamente 40% de la demanda nacional.

¿Cuáles son las zonas de Colombia a las que le están apuntando para explorar?

Estamos ubicados principalmente en el Magdalena Inferior y Magdalena Medio. Tenemos ocho bloques exploratorios en total en estas que son las principales zonas donde hay recursos de gas en la tierra. Además tenemos identificados 161 prospectos para perforar en los próximos 10 años, con recursos posibles aproximados de 4,7 trillones de pies cúbicos.

¿Participarán de los proyectos piloto de fracking?

Sí, tenemos dos bloques de petróleo no convencionales que tenemos hace ocho años ubicados en el Magdalena Medio para hacer pilotos de fracking. Estamos a la espera del marco regulatorio, pero esperamos ejecutar estos pilotos en los próximos dos años.

Ustedes han hablado mucho de la regasificadora del Pacífico, ¿por qué se oponen al proyecto?

El país tiene recursos prospectivos de gas de alrededor de 64 trillones de pies cúbicos, casi 20 veces las reservas probadas que existen en tierra.

En este momento el gas representa el 9% de la energía que se usa en Colombia y el Gobierno tiene el plan de aumentar esta cifra al 18% en 2040.

Y más importante aún, el gas doméstico es más barato que el gas importado y está generando billones en pagos de regalías e impuestos al año, además de la generación de empleo e inversión social. Si el Gobierno importa gas, va a perder todos estos beneficios.

El Gobierno se debe enfocar en la explotación de gas en el país y no en la importación, el gas importado no está generando impuestos importantes ni trabajo para los colombianos. Tal vez en el futuro Colombia necesite gas, pero ahora no. No hay que tener afán para la construcción de la regasificadora, se debe tomar con calma la inversión para la planta del Pacífico que le va a costar a los colombianos más de US$1.000 millones.

¿Cómo va la producción de gas licuado en el país?

Es la primera vez que una empresa vende gas licuado en el país. Es un piloto que tiene la capacidad de licuar 2,5 millones de pies cúbicos de gas o 40.000 galones de gas licuado diario. En este momento tenemos contrato de ventas con varios distribuidores. La ventaja de este producto es para las comunidades que no están conectadas a gasoductos, pues es un costo de transporte mucho más bajo que el no comprimido y es ahí donde hay utilidad para los consumidores.

¿Van a participar en la subasta de gas de este año?

Sí, estamos participando solos. En esta ronda hicimos propuestas en varias áreas y estamos esperando a dar nuestra oferta en noviembre.