La República Más

El director de posgrados del Cesa, Roberto De la Vega, aseguró que este rol debe aportar más allá que la eficiencia y la eficacia

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

El director de posgrados del Cesa, Roberto De la Vega, resaltó que la función del CFO en la organización es “maximizar el valor para los accionistas”, lo que “no quiere decir solo planear, administrar o controlar”, por lo que ese rol debe abarcar más campos dentro de sus tareas.

“Ese algo más debe ser un cambio en el rol financiero, en ir más allá. Por ejemplo, en crisis como la de hoy, la tentación de las organizaciones es dejar de un lado todos los procesos de transformación, enfocándose en la eficiencia y eficacia. Eso es un gran error, por lo que ahí es cuando el CFO debe maximizar el valor de la compañía en el largo plazo”, indicó De la Vega.

Para el director de posgrados del Cesa, el CFO debe ser un agente de cambio, “debe ser carismático y no solo liderar el proceso, sino compartir ese rumbo que la organización ha definido”. Todos estos esfuerzos de transformación, dijo, deben ser absorbidos por el CFO para aportar en la transformación de las compañías.

En el siglo XXI, apuntó De la Vega, el CFO pasó de ser un aliado a también ser un ‘retador’, que pueda desafiar la visión de la empresa y cuestionar el modelo de negocio, buscando siempre la creación de valor y siendo un catalizador de cambio.