Challenger, una de las empresas que lidera la categoría de línea blanca en el país, apostó en medio de la pandemia por los canales digitales

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Según Euromonitor, las empresas nacionales lideran el mercado de línea blanca, un negocio que movió $3,6 billones en 2019. Challenger es una de esas compañías que cada año, por medio de lanzamientos de productos, crece su participación.

Si bien la pandemia impactó las ventas de la empresa, en junio, julio y agosto han visto una rápida recuperación, impulsada por los días sin IVA y por el canal digital. Así lo expresó Juan Carlos Bazzani, gerente general de Challenger.

¿Cómo se vio impactada la empresa por el covid?
Veníamos cumpliendo presupuestos de manera satisfactoria. En marzo por la pandemia se complicó el negocio, abril fue un mes desastroso, en mayo reabrimos la empresa, pero igual fue muy complicado. Junio, julio y agosto han sido meses incluso por encima de lo que esperamos en materia de recuperación.

La venta de estos tres meses ha sido como si no hubiera habido covid. Sin embargo, los otros meses de impacto no se van a recuperar. Creemos que al final del año, el presupuesto no se va a cumplir y estará a 80% de ejecución. Es decir, tendríamos un decrecimiento con respecto a 2019 entre 3% y 5%.

¿A qué se debió la buena dinámica en estos tres meses?
Ha habido muchos factores que han ayudado. El primero es que uno de los canales más importantes, que es el de las grandes superficies, nunca cerró. El segundo aspecto fue que vimos un repunte importante en la venta de canales digitales. Además, la pandemia ha cambiado los hábitos de consumo de los hogares. El confinamiento ha hecho que los hogares disfruten la vida diferente. Eso ha llevado a que tengan más entretenimiento en casa y la televisión juega un papel importante. También se come más en casa, lo que implica invertir en nevera o estufa nueva. Vemos rezago en el canal de la construcción, una desaceleración importante. Las obras se han visto afectadas. Nuestro canal especializado, distribuidores de electrodomésticos que no están en grandes superficies, también se han visto afectados.

¿Cómo les fue en los días sin IVA?
Los días sin IVA sí han aportado, sobre todo por el tema de ventas digitales. Creo que ha sido un ejercicio interesante.

¿Antes de la pandemia cuánto pesaba el canal digital y cuánto ha crecido?
La participación la hacemos a través de los marketplace de los distribuidores. Venta digital como tal no teníamos. Las ventas del día sin IVA para de nuestros productos a través de Alkosto, Éxito, entre otros, fueron de 600% o 700%. Fueron crecimientos absurdos, pero porque éramos muy pequeños. Esto nos hizo direccionar recursos y estrategias en fortalecer canales digitales.

¿Tienen pensado lanzar página propia?
Sí, por su puesto. Estamos en ese proyecto y esperamos sobre octubre salir con el canal digital propio.

¿Qué medidas se pueden tomar para que los consumidores compren productos locales?
Falta un papel más decido de incentivo. La Andi trabaja mucho en ese tema. Hay que incentivar al consumidor y no solo es una tarea de sector privado, sino del Estado. Hay que llegar al consumidor con el sentimiento de apoyo a la industria nacional en todos los sectores. Hay que generar una conciencia colectiva de que la manera más rápida para la recuperación de esta crisis es un apoyo decido del consumo de bienes y servicios de origen nacional.

¿De las categorías que manejan, cuál ha sido la de más aumento?
Las líneas que tienen mejor comportamiento son la de vídeo, lavadoras y aires acondicionados. El tema de lavado porque la gente pasa mucho en la casa. La línea blanca en general. Lo que vemos es que la categoría de video viene migrando a pulgadas más grandes.