A nivel nacional hubo un decrecimiento en el valor para renta y venta del metro cuadrado en centros comerciales, la única excepción es Barranquilla

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co

Medidas de bioseguridad como los cierres de establecimientos públicos y la migración a plataformas digitales causaron un incremento en las tasas de vacancia de los centros comerciales. Según Acecolombia, el promedio nacional de vacancia este año se ubicó en el 10%, la región centro, la más afectada en términos de número de contagios por covid-19, fue la única arriba del ponderado con 13% locales vacíos. A partir de eso, las negociaciones y desalojos impactaron los precios del metro cuadrado en centros comerciales y en locales para el comercio.

La inmobiliaria Colliers International hizo este estudio en las principales ciudades del país y concluyó que en la gran mayoría este valor decreció y se vieron caídas en los precios de las ventas y los arriendos. De acuerdo con los resultados de la compañía, el precio del metro cuadrado en la renta de locales comerciales tuvo un promedio nacional en 2019 de $93.150 y de $90.381 a julio, con una contracción de 2,9%.

Entre las principales ciudades, la más afectada es Medellín con una disminución de 10,9% en el precio del metro cuadrado, aunque curiosamente, la región de Antioquia presenta la tasa más baja en vacancia según el informe de Acecolombia, con un 7% de locales vacíos. La única ciudad en presentar cifras positivas en Barranquilla con un aumento del 3,6% en el precio del metro cuadrado.

Para la venta, el precio de metro cuadrado a nivel nacional en promedio era de $10.913.660 y este año es de $9.957.165, con una contracción de 8,7%. En este caso, la ciudad más afectada en Bogotá, con un decrecimiento del 15,9% en este valor, mientras que Barranquilla presentó un incremento agigantado del 63,9%, siendo la ciudad con el precio más elevado en metro cuadrado del país, con un valor de $13.310.500.

Sobre la situación inmobiliaria actual, Felipe Becerra, director de Investigaciones de Mercado de Colliers, expresó que “el segmento retail difiere sus precios en cada ciudad, se espera una corrección de precios en función de un aumento en la vacancia y renegociación de contratos. No obstante, vemos una tasa más acelerada de recuperación con respecto a la tasa de caída. Esperamos para el último trimestre del año, que tiene un componente de venta más activo por la época de las festividades, una recuperación”.

LOS CONTRASTES

  • Felipe Becerra Director de Investigación de Mercado de Colliers International

    “El fin de año tiene un componente de ventas más activo por la época de festividades, esperamos una recuperación de precios en el cuatro trimestre de 2020 y primer trimestre del 2021”.

Además de la caída en los precios del metro cuadrado, para evitar un alza en los índices de vacancia, los propietarios de centros comerciales o locales se han abierto a renegociar acuerdos con sus arrendatarios, algunos establecimientos comerciales incluso han bajado las cuotas de arrendamiento.

Juan Carlos Delgado, country manager de Cushman & Wakefield, expresó que “algunos han bajado el canon hasta 100%, y el costo es dado por un porcentaje de las ventas, o lo dejan todo variable o negocian un modelo mixto de fijo y una parte variable, donde el precio se estima por un porcentaje sobre las ventas, facilitando un modelo flexible que se adapta a la realidad de disminución de aforo previsto por las normativas gubernamentales, que ha limitado también las ventas en los centros comerciales”.

La razón del incremento en Barranquilla
Según el estudio de Colliers Internacional, la capital del Atlántico fue la única ciudad principal que no evidenció un decrecimiento en el precio del metro cuadrado en centros comerciales, incluso para venta, el valor tuvo un crecimiento del 63,9%, esto según los expertos de la firma de servicios inmobiliarios se debe al incremento en la oferta disponible para venta en el centro comercial Carnaval, ubicado en Autopista Aeropuerto y con más de 82.000 metros cuadrados construidos, el establecimiento tiene precios cercanos al máximo del periodo anterior, lo que incrementó el precio ponderado de la ciudad.