Un informe de iNNpulsa reveló que factores como el tamaño de la empresa, el tipo de organización y su ubicación inciden

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

La creación de nuevas empresas es una de las claves para el crecimiento de la economía, pero ante la coyuntura de la pandemia del covid-19, uno de los temas que más preocupa es la supervivencia de las compañías existentes. De acuerdo con iNNpulsa, en los últimos cinco años se han creado en promedio 283.000 empresas por año, pero según el Boletín Analítica, un reporte presentado recientemente por la entidad, al tercer año de operación solo 63,4% de las empresas creadas en Colombia sobrevive en el mercado, cifra que desciende a 54,3% en el quinto año y a 40,5% al término de una década.

El estudio presentado por la entidad, enfocada en acelerar el crecimiento de los emprendimientos en el país, también encontró que aquellas empresas constituidas como persona jurídica tienen mayor probabilidad de supervivencia con respecto a las de personas naturales, con tasas de 6% en el primer año, pero que apenas se elevan a 7% tras una década.

“La necesidad de modernizarse y de pensar nuevos modelos de negocios apalancados por la tecnología no da espera en esta carrera por sobrevivir y por evitar, a su vez, los despidos masivos y una caída aún más dramática del crecimiento económico”, mencionó el presidente de iNNpulsa, Ignacio Gaitán.

El informe también presentó los factores que tienen mayor incidencia sobre las probabilidades de que una empresa pueda sobrevivir por mayor tiempo en el mercado, donde los principales son el número de establecimientos con los que cuenta una empresa, sus ventas, el tamaño empresarial medido por el número de empleados, el tipo de organización jurídica, el municipio comercial, y si la empresa se dedica a la exportación, importación o actividad mixta.

Con relación a este último punto, el estudio también encontró una relación directa entre la posibilidad de que una compañía joven sobreviva en el tiempo si internacionaliza su negocio. Según iNNpulsa, estas empresas presentan en su conjunto mayores probabilidades de supervivencia, las cuales oscilan entre 78% y 80 %, independientemente de su organización jurídica.

LOS CONTRASTES

  • Ignacio GaitánPresidente de iNNpulsa

    “Si bien hay que seguir ofreciendo incentivos económicos a las empresas, parte de los factores que determinan su supervivencia está en esfuerzos internos”.

  • Lorena RoaCeo de Panal ed-Tech

    “La razón número uno por la que fracasan tanto las Mipyme como los emprendedores es debido a cuestiones financieras, y en tiempos de covid sigue siendo el principal factor”.

En este escenario, al preguntar sobre las posibilidades de su potencial primera exportación, las prendas de vestir superaron 30% de las repuestas; también sobresale que hay mayor probabilidad de iniciar exportaciones si la compañía se ubica en la Región Caribe, en especial Cartagena, y la Región Andina, sobre todo Bogotá, y en ciudades fronterizas, como Ipiales.

“Si bien la proporción de empresas exportadoras en el país es baja, esta población es fundamental para el país en materia de crecimiento económico y de consolidación empresarial”, señala el documento, que resalta también que cuatro de cada 1.000 empresas colombianas realizan su primera exportación al término del primer año.

La geografía es otra arista en la creación de empresas, pues aquellas ubicadas en ciudades principales como Bogotá, Medellín y Cali presentan menor posibilidad de cerrar. Además, según iNNpulsa, Bogotá es la ciudad con mayor tasa de emprendimiento, dado que 24,1%, seguida por Antioquia, con 11,6%; Valle del Cauca con 8,5% del tejido empresarial nuevo, Cundinamarca (6,6%), Atlántico (5,4%) y Santander (4,7%).

Lorena Roa, CEO de Panal Ed-tech, compañía enfocada en asesorar a emprendimientos especialmente en temas de tecnología para que no fracasen, aseguró además que la razón principal por la que fracasan los emprendimientos tiene que ver con la parte financiera.

“Más de 90% de nuestros emprendedores no tienen conocimientos financieros, toman la iniciativa de emprender, pero este desconocimiento es su talón de Aquiles”, dijo Roa, quien mencionó la importancia de tener un plan financiero especialmente si se busca financiamiento.

Opciones de financiación a emprendedores
Ante la coyuntura, y con la idea de permitir el flujo de dinero a los emprendedores para mitigar algunos de los efectos económicos de la pandemia en el país, desde iNNpulsa se están gestionando cuatro líneas de crédito gracias a las alianzas con Bancóldex, el Fondo Nacional de Garantías, el Banco Agrario y distintas fintech colombianas. Dichas alternativas de crédito cuentan con condiciones especiales en las tasas compensadas y en el plazo de pago, así como periodos de gracia para ayudar a los emprendimientos y pequeños empresarios.