Actualmente tienen más de 100 monopatines eléctricos

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co

Se presentó en Bogotá una nueva alternativa en términos de movilidad y es la implementación de scooters o monopatines eléctricos para desplazarse en ciertas zonas del oriente de la ciudad. Esta innovación llegó de la mano de la aplicación Grin, la cual ofrece el servicio de alquiler de este tipo de vehículos.

Santiago Hernández, gerente general de Grin en Colombia, señaló que para el próximo año se evalúa la posibilidad, además de expandir su operación en Bogotá, de llegar a otras ciudades principales como Medellín o Cali.

“No queremos entrar bruscamente. Creemos que somos una opción innovadora en el país, que, por lo que hemos visto, va a tener mucha acogida en las ciudades principales de Colombia, pero queremos hacerlo ordenadamente, trabajando con las autoridades y sin molestar a las comunidades”, agregó Hernández.

Según describió el gerente de la compañía, inicialmente la aplicación se asentó en el país con un piloto de 30 monopatines. No obstante, hoy existen entre 100 y 150 de estos scooters rodando por la ciudad.

La plataforma cobra $300 por cada minuto que se use el vehículo. En un inicio, se deberá hacer un desembolso de $1.500 para desbloquear el respectivo monopatín y los primeros tres minutos de viaje. “Eso (el esquema de cobros) nos pone en una oferta más barata que un Uber o un Cabify para todos los temas de movilidad”, agregó Hernández.

Actualmente, otra de las formas de hacer uso de este aplicativo es mediante la aplicación de Rappi. La plataforma ofrece la posibilidad de dejar o recoger los artículos en más de 250 estaciones distribuida por el polígono de operación en el que hoy en día funciona Grin.

Con respecto a la seguridad de los usuarios, Hernández manifestó que, como cualquier medio de transporte, depende del usuario. Sin embargo, indicó que se está trabajando en el ofrecimiento de seguros con los que la gente pueda sentirse más tranquila al usar el servicio.

Otro de los aspectos importantes frente al surgimiento de este tipo de opciones de movilidad es la reglamentación de la misma, sobre la cual, al ser un elemento tan nuevo en Bogotá, no se ha presentado una normatividad clara de parte de las autoridades.

Frente a esto, el gerente de la compañía, explicó que se está trabajando mancomunadamente para establecer normas acordes al uso específico de este medio de transporte. “Una de las normas es mantener la velocidad en menos de 25 kilómetros por hora, incentivar el uso de casco y transitar por las ciclorrutas”, comentó.

Adicionalmente, entre los requisitos para utilizar los monopatines que ofrece la plataforma Grin, se encuentra la obligatoriedad de que el usuario sea mayor de edad.