La compañía ha cedido un total de 57 vehículos a la Cruz Roja Británica para entregar medicamentos y alimentos

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

Jaguar y Land Rover ha desplegado más de 160 vehículos en todo el mundo para apoyar a las organizaciones que ayudan a controlar la emergencia durante la crisis del Covid-19.

La compañía ha cedido un total de 57 vehículos, incluidos 27 New Defenders, a la Cruz Roja Británica para entregar medicamentos y alimentos a personas vulnerables, que necesiten apoyo debido a las normas de distanciamiento social.

Por su parte los equipos de Jaguar y Land Rover en España, Francia, Sudáfrica y Australia, han prestado 65 vehículos a la Cruz Roja, y en otros mercados se está ofreciendo ayuda a los equipos y organizaciones de asistencia médica local para el traslado del personal, medicinas y alimentos.

Además, Jaguar Land Rover está trabajando en estrecha colaboración con el gobierno del Reino Unido y ha ofrecido su experiencia en investigación, así como en ingeniería y diseño digital, impresión de modelos y prototipos 3D, aprendizaje automático, inteligencia artificial y soporte de ciencia de datos.

Adicionalmente están donando equipos de protección al NHS (Servicio Nacional de Salud, en sus siglas en inglés), incluidas gafas de seguridad envolventes para el Royal Bolton Hospital, el St James’s Hospital en Leeds y el Birmingham Children's Hospital.

“Jaguar y Land Rover harán todo lo posible para apoyar a las personas necesitadas en todo el mundo. Nuestra asociación con la Cruz Roja se remonta a 65 años y trabajaremos de la mano con ellos, para hacer todo lo posible durante esta emergencia de salud global. Todos podemos ayudar a los más vulnerables durante esta pandemia global", dijo Finbar McFall, Director de Experiencia del Cliente de Jaguar Land Rover.

A través de su asociación con la Cruz Roja Británica, Land Rover también ha ayudado a financiar los esfuerzos de ayuda de emergencia a través de la Alianza de Socorro en Desastres, que apoya los programas de resiliencia comunitaria en el Reino Unido y en todo el mundo, brindando asistencia financiera cuando ocurre un desastre, incluido el Covid-19.