A pesar de la pandemia, incrementaron su facturación, mientras que Ecopetrol, Cementos Argos y Tecnoglass reportaron reducciones

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Tras más de cinco meses de que la pandemia del covid-19 llegó al país, las principales compañías comenzaron a presentar sus resultados financieros para el segundo cuarto del año, los cuales reflejan el efecto que ha tenido el virus en las operaciones de las empresas.

A pesar del temor por el choque en la industria, empresas como ISA registraron un balance favorable. La compañía, dedicada a negocios de energía, vías y telecomunicaciones, reportó en el segundo trimestre del año ingresos operacionales que sumaron $2,7 billones, lo que representó un aumento de 27,6%, comparado con el segundo trimestre de 2019.

La empresa reportó que su utilidad neta fue $550.416 millones, 25,4% más que en el mismo período del año anterior y su Ebitda ascendió a $1,9 billones, 30,0% más que el segundo trimestre de 2019.

“Este segundo trimestre ha sido, probablemente, el más retador de nuestras vidas profesionales al enfrentarnos a la crisis generada por la pandemia del covid-19. Nuestros negocios han sido muy resilientes ante la contingencia”, dijo Bernardo Vargas Gibson, presidente de ISA, quien destacó el incremento en el Ebitda como un resultado de la entrada de nuevos proyectos de transporte de energía en el periodo y de las operaciones en Brasil.

Otra compañía que a pesar de la pandemia se mantuvo a flote fue el Grupo Éxito. La empresa registró ingresos operacionales por más de $3,68 billones, con un incremento en sus ventas consolidadas de 7% frente al mismo periodo del año anterior.

La compañía destacó en la presentación de sus estados financieros que ese resultado se vio apalancado por el desempeño de los canales de comercio directo y electrónico en Colombia y Uruguay, y por el crecimiento de los formatos Éxito Wow y Carulla FreshMarket de Colombia y de fresh market en Uruguay.

Carlos Mario Giraldo, presidente del Grupo Éxito, indicó que los resultados del segundo trimestre del año estuvieron impulsados “por el buen desempeño de la estrategia omnicanal” de la empresa, que integra plataformas virtuales y físicas.

Giraldo aseguró que “una respuesta oportuna a los nuevos hábitos de consumo es el camino para suplir adecuadamente las necesidades de los clientes en medio de esta emergencia generada por el covid-19 y de responder a tendencias de omnicanalidad que permanecerán en el futuro del retail mundial”.

No todas las compañías tuvieron la misma suerte ni lograron evitar que el covid-19 contagiara sus operaciones. Cementos Argos, la empresa de cemento del Grupo Argos, calificó como “alentadores” sus resultados entre abril y junio en medio de la crisis, a pesar de que sus ingresos se contrajeron 9,1% y se situaron en $2,1 billones.

La cementera estableció que la cifra se vio afectada por menores volúmenes asociados a las cuarentenas y cierres obligatorios de operaciones en diferentes mercados, pero que se compensó parcialmente por la continuidad de la construcción en EE.UU. y el tipo de cambio.

Tecnoglass reportó que en el segundo trimestre los ingresos fueron de US$81,9 millones, 28% más bajos que los US$113,9 millones logrados en el mismo trimestre del año anterior. Este comportamiento se debió principalmente a dos semanas menos de facturación a inicios de abril, cuando la empresa tuvo que suspender sus operaciones por la cuarentena anunciada por el Gobierno.

Otra de las empresas que se vio afectada en sus ingresos fue Ecopetrol. La mayor empresa del país en 2019 por ventas, vio que en el segundo trimestre del año bajaron 53,9% a $8,4 billones. Esto significó una reducción de $9,8 billones frente a los $18,3 billones que facturó entre abril y junio del año pasado.

En este caso, la acumulación de inventarios por el freno de varios sectores y la contracción de la demanda de petróleo fueron los agravantes que impactaron en precios y en la operación de la compañía.